México.- Integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) marcharon sobre Paseo de la Reforma rumbo a la sede de la Embajada de Estados Unidos en México, para expresar su rechazo a las reformas estructurales.

Los inconformes salieron del campamento que mantienen en las inmediaciones del Monumento a la Revolución y durante su recorrido lanzaron consignas.

Esta movilización afecta carriles centrales de Paseo de la Reforma y aunque las laterales en ambos sentidos están libres de manifestantes, sí presentan saturación de tránsito vehicular.

A decir de los oradores del magisterio disidente, la razón por la que se inconforman en la embajada estadounidense es porque ese país, junto con Canadá, serán los principales beneficiarios de la reforma energética que se aplicará en México.

mfh