La legislación secundaria para reglamentar la reforma constitucional en materia de revocación de mandato presidencial, indispensable para que en marzo del año próximo los ciudadanos puedan decidir si el presidente Andrés Manuel López Obrador continúa en el cargo o ya no, podría expedirse en el periodo de sesiones extraordinarias del Congreso de la Unión previsto para la siguiente semana, informó Ricardo Monreal Ávila.

Aprobar la nueva ley, afirmó el presidente de la Junta de Coordinación Política (JCP) del Senado y coordinador del grupo parlamentario de Morena, que detenta la mayoría legislativa, es “fundamental” porque “si no, no se puede ejercer este derecho de participación directa y denominado revocación de mandato.

“Sin esta ley reglamentaria, no podríamos ir a este ejercicio, que es trascendente para la vida pública del país”.

Explicó que si bien el dictamen para convocar a las cámaras de Diputados y Senadores a realizar un segundo periodo de sesiones extraordinarias a partir del 11 de agosto no incluye la discusión y votación de la ley de revocación de mandato, el tema todavía se puede incluir si así lo decide el pleno de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión el próximo lunes cuando decidirá si aprueba o no la referida convocatoria.

La propuesta del zacatecano de nueva Ley Federal de Revocación de Mandato establece la regulación del ejercicio de consulta correspondiente y el procedimiento a seguir en caso de que proceda la revocación del mandato presidencial, con base en lo que ordena el artículo 35 de la Constitución.

Para que el proceso de revocación de mandato presidencial sea válido se requerirá que participe como mínimo el 40% de las personas inscritas en la lista nominal de electores y la revocación de mandato sólo procederá por mayoría absoluta.

rolando.ramos@eleconomista.mx