El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, dijo que está en curso un estudio en Reino Unido para determinar la eficacia de combinar vacunas de distintos laboratorios.

Sin embargo, consideró que lo que ya se puede adelantar es que “biológicamente no hay ningún peligro. No se le va a causar daño a una persona porque se le ponga una dosis de una vacuna, y otra dosis de otra”.

Durante la conferencia vespertina en Palacio Nacional para presentar la evolución de la pandemia por Covid.19, el médico especialista indicó que dicho estudio tiene el objetivo de determinar la eficacia de hacer esa combinación.

“Otro estudio que la semana empezó en el Reino Unido: ¿qué pasa si ponemos combinaciones de vacunas? Primeras dosis con la vacuna de Pfizer y segundas dosis con la vacuna Sputnik V. Primera dosis con la vacuna de AstraZeneca y segunda dosis con la vacuna de Cansino".

“No hay ninguna razón, en términos de patentes, de propiedad intelectual o restricción semejante, ninguna, que impida que eso se pueda hacer. Biológicamente sabemos que no hay ningún peligro. No se le va a causar daño a una persona porque se le ponga una dosis de una vacuna y otra dosis de otra vacuna, que actúan por mecanismos diferentes, pero entonces queda la pregunta: ¿se puede hacer y si es seguro, qué beneficio tendría hacer estas combinaciones en una situación donde México y todos los países estamos teniendo abastecimiento inconstante de las distintas vacunas?"

“Por eso es importante ese estudio, porque en un momento dado se podría llegar a encontrar que la combinación de vacunas, conforme van llegando, pudiera tener el mismo efecto que si se esperara a tener segundas dosis específicamente de la misma vacuna con que se puso la primera dosis”, expuso.

El Subsecretario dijo que también en el mundo está en curso un estudio para determinar qué pasa en un país que inmuniza a su población con vacunas de eficacia altas y menos altas, y otro más para determinar qué sucede con las personas que ya tuvieron el virus SarsCov-2 y reciben una vacuna que actúa en su cuerpo como una segunda dosis.

“Hay varios estudios en curso en el mundo que están tratando de identificar cuál sería el aprovechamiento óptimo de las vacunas. Por ejemplo, hay un estudio, al que le seguimos la pista y vamos a presentar sus resultados preliminares en unos pocos días, en el que se está investigado el efecto o la eficacia de la vacuna si se pone en personas que ya les dio Covid, y se ha encontrado en resultados preliminares que en una persona que ya le dio Covid, una vacuna de baja eficacia podría tener un efecto más alto, porque la infección natural previa, el evento Covid, actúa como si fuera la primera dosis, cuando se pone por primera vez la vacuna, pero para fines prácticos sería como una segunda se alcanza una eficacia comparable con las vacunas de alta eficacia”, explicó.

jorge.monroy@eleconomista.mx