Después de seis sesiones de intenso debate, la Suprema Corte de Justicia de la Nación validó el hecho de que los hospitales ofrezcan la píldora del día siguiente a mujeres víctimas de violación.

Por 10 votos contra uno, el pleno del máximo tribunal del país consideró constitucional la NOM 046-SSA2-2005, que prevé dicho método anticonceptivo. Determinó que es infundada la controversia presentada por el gobernador de Jalisco, Emilio González, por una supuesta invasión de facultades.

Probablemente, nuestra decisión no convenza universalmente, pero es producto de la convicción personal de cada uno de las señoras y señores ministros de nuestros conocimientos jurídicos personales y de nuestro leal saber y entender , explicó el ministro presidente, Guillermo Ortiz Mayagoitia.

Por su parte, el único en desa­cuerdo con el proyecto fue el ministro Sergio Aguirre Anguiano, quien consideró como un método abortivo la píldora que denominó como poscoital .

No confundir con el aborto clínico

El Alto Tribunal indicó que la Norma Oficial Mexicana no invade la competencia penal local, al permitir a los médicos determinar la existencia de una violación para después, ofrecer la píldora anticonceptiva de emergencia en los términos establecidos.

Es decir, debe ser administrada sólo con el consentimiento informado de la usuaria, y no puede confundirse con el aborto clínico, el cual la propia Norma Oficial remite a la legislación local.

Además, precisaron los ministros, la norma en ningún momento se refiere a la anticoncepción de emergencia como un aborto químico.

En caso de violación, las instituciones prestadoras de servicios de atención médica deberán aplicar u ofrecer de inmediato y hasta en un máximo de 120 horas un método de anticoncepción de emergencia , manifestó por su parte la ministra Olga Sánchez Cordero, quien solicitó la semana pasada se interrumpiera el debate para expresar su opinión del tema.

[email protected]