En el marco de la iniciativa presentada por el senador Ricardo Monreal para fusionar organismos reguladores, este jueves el presidente Andrés Manuel López Obrador criticó nuevamente a dichas instituciones por considerarlas onerosas para el Estado mexicano y se pronunció a favor de desaparecerlas si esa acción se traduce en ahorros para las arcas públicas

“No sabía de esta iniciativa del senador Ricardo Monreal (…) pero si es para ahorrar estoy de acuerdo porque hubo muchos excesos en la creación de organismos, muchos innecesarios, casi todos muy costosos, con mucho gasto. 

“Este organismo el Ifetel (Instituto Federal de Telecomunicaciones) me comentaban tiene como 40 direcciones, es un aparato burocrático excesivo, pero no es el único caso, el Instituto de Transparencia, es igual y en el caso del Instituto de Transparencia es de más de 1,000 millones de pesos al año”, sostuvo.

El presidente López Obrador cuestionó también la efectividad de los mismos organismos autónomos y reguladores

“Fue parte del modelo neolibreal ir creando todos estos aparatos, pantallas porque este Instituto de Telecomunicaciones se creó para que predominaran los monopolios en comunicación pero se ha avanzado muy poco, sigue habiendo los llamados preponderantes que es una manera eufemística para llamar monopolios”, afirmó.

El mandatario reiteró su opinión de que hay un exceso en los salarios de los funcionarios que integran a los órganos autónomos.

“Todavía se enojan porque no pueden ganar más de lo que recibe el presidente de la República y presentan amparos, porque era un exceso, llegaban a ganar hasta 600,000 pesos mensuales los altos funcionarios públicos, eran de los mejores pagados en el mundo

“Entonces porqué todo esto, porque era un República simulada, no había honestidad, entonces aparentaban de que no se permitía la corrupción entonces creaban organismos”, dijo.  

La propuesta de Monreal propone reformar el artículo 28 de la Constitución para poder desaparecer el Instituto Federal de Telecomunicaciones, la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE) para crear un sólo órgano denominado como el Instituto Nacional de Mercados y Competencia para el Bienestar.

Con ello, según se sostiene en la iniciativa, se podrían ahorrar 500 millones de pesos.