A un año de la presentación de la Estrategia Nacional de Fortalecimiento para el Aprendizaje del Inglés, la Secretaría de Educación Pública (SEP) indicó que se han seleccionado 646 docentes en el idioma a fin de fortalecer su enseñanza en las escuelas normales.

En entrevista, Rodolfo Tuirán Gutiérrez, subsecretario de Educación Superior, detalló que estos maestros se suman a los 127 ya en funciones, para alcanzar la meta de 1,000 para mediados del siguiente año.

“A estos 127 docentes en servicio se les agregan 646 docentes de nuevo ingreso, son los que participaron en el concurso nacional para obtener una de las plazas que se concursaban y que se va a tener otra convocatoria en fecha próxima para sumar el total de 1,000 que se habían comprometido originalmente”, refirió.

Con esto, dijo, tenemos un núcleo muy importante para que todas las normales públicas en México, que son 263, tengan al menos dos docentes en el idioma inglés. Se les contrata de tiempo completo, lo que significa 40 horas a la semana, van a tener cuatro grupos a su cargo, lo que significa que darán 24 horas de clase a la semana y las 16 horas restantes las van a dedicar a asesorías, laboratorios y cuestiones vinculadas con el aprendizaje de los jóvenes.

Refirió que en el caso particular del currículo de las normales, a partir de agosto se adicionarán dos horas de inglés a la semana, con lo que se impartirán seis, lo que contribuye a mantener el propósito de egresar jóvenes bilingües o trilingües en el caso de las Normales Interculturales Bilingües.

Tuirán dijo que de los 127 maestros en inglés que ya están en funciones, 60 de ellos ya fueron capacitados en el dominio del idioma y su enseñanza durante el segundo semestre de este año en Lambton College, en Ontario, Canadá.

Mientras que los 67 restantes, durante el primer semestre del 2019, participarán en un proyecto de capacitación en la Universidad de Indiana, Estados Unidos, con el objetivo de elevar el nivel de inglés.

El subsecretario de Educación Superior indicó que se establecieron 147 laboratorios de inglés en igual número de normales, para que los estudiantes cuenten no sólo con el apoyo de docentes, sino con equipamientos tecnológicos adecuados.

En relación a la creación de la licenciatura en Inglés, Turián señaló que en agosto iniciará en las 32 normales “más sólidas” del país, es decir, una por estado.

“En esas 32 normales se van a abrir un número importante de cursos que en total van a generar en esta primera generación, alrededor de entre 1,900 y 2,000 estudiantes de esa licenciatura; todavía los docentes que hacen falta para completar los 1,000 (...) esos 344 deben ser destinados a las normales para tener capacidad de ir creciendo la matrícula”, dijo.

El funcionario aseguró que el avance del aprendizaje de los normalistas se medirá año con año, de acuerdo a un proceso de evaluación diseñado por Cambridge.

“La meta que nos estamos proponiendo es que los jóvenes egresados de las normales dominen el inglés con dos niveles superiores al nivel que darían”, destacó.

En su primera opción, 26% de los concursantes a bachillerato

Durante el Concurso de Asignación a la Educación Media Superior de la Zona Metropolitana 2018 de la Comipems, se registraron 311,564 estudiantes, de los cuales 95.4% fueron asignables. Cabe señalar que en esta edición del concurso se registraron 13,839 concursantes menos que el año pasado.

En conferencia de prensa, el vocero de la Comisión Metropolitana de Instituciones Públicas de Educación Media Superior (Comipems), Javier Olmedo Badía, informó que 43,241 aspirantes no obtuvieron el porcentaje necesario para alguna de las opciones que solicitaron por lo que tendrán hasta el 2 de agosto para ser asignados a otra institución que tengan disponibilidad de lugares.

“Es importante recordar que no es un examen de admisión o selección sino un concurso de asignación, por lo que no se puede hablar de reprobados o rechazados” destacó.

Agregó que, de los aspirantes, 26.5% fueron asignados a su primera preferencia y 67.5% a una de sus primeras cinco opciones.

De las 10 instituciones que integran la Comipems, la UNAM fue la más solicitada con 57.1% de preferencia por parte de los concursantes y únicamente 33,927 obtuvieron un lugar en la institución, mientras que de los 42,821 que optaron por el IPN como primera opción, sólo 22,202 lograron ingresar.

Olmedo reiteró que en esta ocasión se implementó un protocolo de revisión desde la elaboración, aplicación y registro de las pruebas, con la finalidad de evitar anomalías como la registrada el año pasado, cuando se detectó un desfase entre las planillas de preguntas y la hoja de respuestas, afectando a 11,051 aspirantes. (Con información de Marisol Velázquez)