El exsecretario de Hacienda Luis Videgaray Caso calificó como “absurdas, inconsistentes y temerarias” las acusaciones que realizó el exdirector de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya Austin, en la denuncia donde acusó al expresidente Enrique Peña Nieto y a varios políticos mexicanos, incuyéndolo a él, de entregar sobornos a legisladores para que aprobaran reformas estructurales, entre ellas la energética, que abrió el sector a la iniciativa privada tras 71 años de monopolio estatal, y que fueron parte de los estandartes de la administración anterior.

En una carta aclaratoria publicada en su cuenta de Twitter, Videgaray Caso aseguró que las acusaciones de Lozoya “son mentiras inventadas para intentar librar las consecuencias de sus propios actos”. 

“El único responsable de la grave situación legal que enfrentan él, su madre y su esposa, se llama Emilio Lozoya”, agregó.

De acuerdo con la denuncia presentada ante la Fiscalía General de la República (FGR), el expresidente Enrique Peña Nieto y Videgaray —entonces secretario de Hacienda—, le ordenaron al exdirector de Pemex entregar “montos importantes de dinero a la oposición para que ésta votara a favor de ciertas reformas estructurales”, de acuerdo con la declaración presentada ante la FGR.

Videgaray Caso acusó a Lozoya de “intentar culpar a otros para salvarse” y reconoce que mantuvo una mala relación personal con Lozoya “resultado de su mal manejo financiero en Pemex, de lo que él pretendía hacer con la reforma energética y de su conducta como servidor público”.

En la denuncia ante la FGR, Lozoya también acusó haber entregado al excandidato presidencial del PAN, Ricardo Anaya, más de seis millones de pesos, algo que fue rechazado por el propio Anaya.

"Que no sueñen con que me voy a dejar. Conmigo se van a topar con pared. No me importa cuánto tiempo me tome", dijo Anaya en un video publicado en redes sociales. 

En medio de la polémica también quedaron los entonces senadores de Acción Nacional Francisco García Cabeza de Vaca y Francisco Domínguez, y actualmente gobernadores de los estados de Tamaulipas y Querétaro, quienes también fueron acusados de haber recibido sobornos, aunque ambos han negado las acusaciones.

Lozoya, quien dirigió Pemex de 2012 a 2016, fue extraditado desde España el pasado 17 de julio para ser procesado por uso de recursos de procedencia ilícita, asociación delictuosa y cohecho.

Videgaray, exsecretario de Hacienda y posteriormente canciller durante el gobierno de Enrique Peña Nieto agregó que recurrirá a las instancias jurídicas correspondientes para “defender mi honorabilidad” y dijo estar listo para atender al llamado de la autoridad.

(Con información de AFP)