El exdirector de Pemex, Emilio “L”, presentó una denuncia en la que admite haber recibido cantidades millonarias de dinero provenientes de Odebrecht y otras empresas, las cuales entregó a diversos políticos y asesores, según dijo, por orden del expresidente Enrique Peña Nieto y el exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray.

En un videomensaje, el titular de la Fiscalía General de la República, Alejandro Gertz Manero, informó de la denuncia, la cual incluye la presentación de cuatro testigos, diversos recibos y un video, los cuales serán analizados para determinar su veracidad.

Mencionó que la Fiscalía a su cargo abrió una carpeta de investigación correspondiente, y no descartó que Peña Nieto, Videgaray y los testigos señalados por el exfuncionario sean llamados a declarar en caso de que así lo requiera la investigación. El fiscal mencionó que la denuncia es por Odebrecht “y varios otros casos”.

Precisó que en su escrito, Emilio “L” admite que hubo “una serie de sobornos” (sin explicar de parte de quién provinieron), que pasan de 100 millones de pesos, y que fueron fundamentalmente utilizados para la campaña del PRI en el 2012 a la Presidencia de la República.

Sin mencionarlos por su nombre, el fiscal dijo que el exdirector de Pemex reveló en su denuncia que por orden de quien fuera candidato y luego presidente de la República (Enrique Peña Nieto), así como de quien fuera secretario de Hacienda (Luis Videgaray), entregó ese dinero a varios asesores extranjeros que colaboraron y trabajaron para la campaña.

Según el fiscal, también mencionó la compra de votos de legisladores federales para la aprobación de reformas estructurales. Indicó que por orden de Peña y Videgaray, entregó 120 millones a un diputado y cinco senadores, de quienes no revelaron sus nombres.

La denuncia también mencionó a la empresa Etileno XXI, la cual —según Emilio “L”— obtuvo una serie de beneficios, como precios preferenciales en los insumos, y por lo cual el gobierno federal tuvo grandes pérdidas.

En su denuncia, el exfuncionario también reconoció haber entregado 84 millones de pesos, provenientes de sobornos, a varios legisladores y a un secretario de Finanzas de un partido político. Después, agregó, le dieron una cantidad superior a 200 millones de pesos para dirigirlos a la reforma energética a través de un enlace.

El pasado lunes, el presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que fue bueno que la Fiscalía General de la República haya otorgado a Emilio “L” el beneficio de ser testigo colaborador para que dé a conocer los detalles de lo que calificó como una “rapiña” en el caso Agro Nitrogenados.

Mediante su cuenta de Twitter, la dirigencia nacional del PRI indicó que sus militantes están “a favor de la lucha contra la corrupción y de que se sancione a cualquier funcionario público que haya violado la ley. El PRI de hoy no es ni será tapadera de nadie”.

Por su parte, el Comité Ejecutivo Nacional del PAN expuso que los hechos referidos por el exdirector de Petróleos Mexicanos en su denuncia están prescritos, aunque ameritan “la aplicación ejemplar, firme e imparcial de la ley”.

[email protected]