La aceptabilidad de la derrota es una de las condiciones para el buen funcionamiento de la democracia, aseveró el presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello, quien expresó su preocupación por la narrativa de que tenemos un árbitro sesgado y no confiable.

Expuso que en México a lo largo de la historia “tirios y troyanos han dicho que no han perdido elecciones, sino que les han robado el triunfo”.

El consejero presidente destacó que México ha optado por un proceso gradual y paulatino, a través de reformas constitucionales, para mejorar su sistema electoral, por lo cual ahora es preocupante que se ponga sobre la mesa la idea de hacer una contrarreforma que implica una regresión.

Recalcó que regresar la operación de las elecciones a la Secretaría de Gobernación, como lo ha planteado de manera informal el gobierno federal, con el argumento de “porque las cosas ya cambiaron y ya no son como antes”, es una regresión, además de que constituye “ir en contra de lo que se ha construido, gradualmente, durante los últimos 30 años”.

Sería pertinente una reforma siempre y cuando se haga un diagnóstico de qué se quiere mejorar, “que sea incluyente y consensuada, no resultado del mero mayoriteo legislativo” y, tercera, que no sea una contrarreforma que sirva para desandar lo que hemos caminado. “Si vamos a ir para atrás, mejor quedémonos así”.

Sin embargo, el presidente del INE opinó que el actual discurso de la reforma electoral se debe entender más bien en el contexto de las campañas.

Recordó que constitucionalmente no es posible cambiar las reglas que rigen las elecciones en periodos electorales y el actual concluye a finales de agosto. “Los temas calientes como las reformas en esa materia deben hacerse en tiempos fríos”.

Amenazas a autoridad electoral, preocupantes

Córdova planteó que las amenazas contra la autoridad electoral no deberían existir en la democracia y “todos deberíamos preocuparnos por hechos de esa naturaleza”.

El presidente del Consejo General del INE explicó que un ambiente democrático no significa uniformidad de pensamiento, sino el respeto tolerante entre actores que no necesariamente coinciden y que, incluso pueden tener divergencias exacerbadas.

Lo relevante es respetar los valores democráticos como la libertad, la igualdad y la tolerancia.

En franca referencia a las amenazas hacia su persona por parte del exaspirante a la candidatura de Morena al gobierno de Guerrero, Félix Salgado Macedonio, horas antes de que se dieran a conocer las sanciones por no haber cumplido con el reporte de gastos de precampaña mencionó: “cuando alguien te dice que si decides en un sentido determinado te van a hacer una visita y no precisamente de cortesía a tu domicilio particular, es una conducta inaceptable en un contexto democrático”.

Recalcó que, pese a episodios como ese, el INE no está contrapuesto con nadie y nunca va a caer en una provocación, particularmente cuando vienen de actores políticos que lo que pretenden es construir una narrativa que busca vender la idea de que los órganos electorales están sesgados.

Para el funcionario electoral esa es una trampa falsa que, para desenmascararla, basta mirar que el INE y las reglas que hoy aplica, son las mismas con las que durante los últimos seis años le han levantado la mano a quienes han resultado ganadores en las elecciones.

Dijo que, si bien en el pasado reciente, había ataques y descalificaciones contra las instituciones, lo que nunca había ocurrido es que pasaran sin ninguna consecuencia.

Concretamente se refirió a las expresiones reiteradas en las últimas semanas, en el sentido de que “el INE debe morir”, que debe ser exterminado.

Subrayó que en México tenemos una muy precaria cultura política y un precario compromiso democrático, que lleva a distintos partidos a no aceptar cuando pierden elecciones.

Por otra parte, expuso que, si bien los liderazgos fuertes son compatibles con la democracia, no basta con ellos para fortalecer al entramado democrático. Hacen falta las instituciones vigorosas.

El INE ha resultado fortalecido, afirma

El consejero presidente expuso que el proceso electoral ha dejado para el INE algunas lecciones importantes, como comprobar su fortaleza institucional producto de un proceso de evolución gradual, a través de las distintas reformas electorales que han ajustado sus reglas y las de la democracia en el país.

Asimismo, ha quedado de manifiesto la cohesión de los integrantes de ese organismo colegiado, particularmente ante las amenazas contra el instituto.

¿Qué es el PREP?

Es un sistema que provee los resultados preliminares de las elecciones, a través de la captura y publicación de los datos plasmados por los funcionarios de casilla en las actas de escrutinio y cómputo de las casillas que se reciben en los Centros de Acopio y Transmisión  de Datos (CATD). Permite dar a conocer, en tiempo real a través de Internet, los resultados preliminares de las elecciones la misma noche de la jornada electoral. Arroja los resultados uno por uno, agregándolos conforme los va recibiendo la autoridad electoral. Por eso dura 24 horas. Iniciará a las 20:00 horas del 6 de junio y termina a las 20:00 horas del 7 de junio.

politica@eleconomista.mx