La legitimidad y apoyo ciudadano con el que llegó Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de México no le dan facultad para destruir el pacto federal, centralizar el poder o atentar contra la autonomía de los otros poderes, como lo pretende hacer con el Judicial al incrementar de 11 a 16 el número de ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, aseveró Indira Rosales.

En entrevista, la secretaria de la Comisión de Justicia del Senado de la República planteó que sería un atropello al Poder Judicial aumentar el número de ministros, pues ello generaría que para el 2021 el presidente hubiese designado a ocho de los 16 integrantes de la SCJN.

Le estaríamos dando una mayoría al presidente de la República respecto a los ministros de la Suprema Corte de Justicia. Tendría ministros incondicionales en la mitad de la Suprema Corte y esto es tratar de influir en la autonomía de los poderes.

Para la legisladora integrante del grupo de Acción Nacional tener ministros afines al presidente provocaría que haya parcialidad en ciertas resoluciones que se aborden en la SCJN.

Consideró que, sin duda, hay una intención del presidente de controlar al Poder Judicial, pero también a algunos organismos autónomos.

Hemos visto cómo se ha tratado de perjudicar a todos los organismos autónomos, cómo se ha tratado de dañar a todos los poderes. Vimos lo que ocurrió con la CRE a la que se le impusieron consejeros faltos de capacidad. Hemos visto una desacreditación continua hacia los órganos que no están de acuerdo con lo que él opina. Vemos el trasfondo de querer manipular a la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

En ese sentido, la política veracruzana consideró que el alto apoyo social con el que llegó López Obrador a la Presidencia no lo facultan de atentar contra la autonomía de otros poderes u organismos.

El apoyo ciudadano con el que llegó el presidente no le da facultad para destruir los organismos autónomos, para destruir el propio pacto federal, para centralizar el poder en una sola persona, porque eso justamente es contrario a la separación de poderes.

Rosales San Román mencionó que seguramente hay corrupción en todos los poderes; sin embargo, creando una sala anticorrupción en la SCJN no se resolverá el problema.

“Si hay que hacer reformas legales que pudieran favorecer y mejorar la transparencia, habrá que hacerlas. Pero hacer únicamente este aumento de ministros de la Corte es un pretexto para permear la autonomía y manipular la SCJN”.

Para la legisladora, es un contrasentido que Morena busque combatir la corrupción aumentando el número de ministros de la Corte, pero olvidando que aún no se han nombrado los 18 magistrados del Tribunal Federal de Justicia Administrativa.

Afirmó que ella como secretaria de la Comisión de Justicia está “deseosa” de entrevistar y deliberar para que den los nombramientos que están pendientes desde la pasada legislatura y que forman parte del Sistema Nacional Anticorrupción.

La oposición dará la batalla

Indira Rosales comentó que aunque Morena y sus aliados tienen mayoría en el Senado de la República, no cuentan con las dos terceras partes que se requieren para hacer cambios de fondo, como lo sería incrementar el número de ministros de la Corte, por lo que para aprobar esa iniciativa necesariamente tendrían que convencer a la oposición, lo cual difícilmente sucederá.

Estoy segura de que estaremos en la misma línea de que esto daña la autonomía del Poder Judicial...Estamos siendo una oposición que sí está deteniendo todas aquellas iniciativas, sobre todo las constitucionales, que es donde tenemos poder y no pueden pasar.