Luego de que se confirmara la desaceleración de la economía en el primer trimestre del actual gobierno (0.2%), el presidente Andrés Manuel López Obrador insistió en que son estimaciones de “analistas conservadores” que buscan argumentar que su gobierno no está funcionando.

“Vamos muy bien”, dijo López Obrador al descartar efectos negativos en la economía nacional.

“Nuestros adversarios están apostando a que nos vaya mal un día sí, y el otro también. Están hablando de estancamiento económico, de que no está funcionando el gobierno. Lo cierto es que vamos muy bien, mucho muy bien. Nada más les recomendaría a los expertos y a los analistas conservadores que revisaran cómo fue el primer trimestre del inicio del gobierno de Ernesto Zedillo. Claro que estoy poniendo algo extremo, pero como así se llevan, de vez en cuando puedo yo también darme ese lujo, esa licencia.

“Nada más les recuerdo que el primer trimestre del inicio del gobierno de (Ernesto) Zedillo hubo un decrecimiento de menos siete; sin embargo, por los conservadores ese gobierno está calificado como un buen gobierno, aún con el Fobaproa, porque fue genial esto de convertir las deudas privadas en deuda pública. Entonces, ¡bravo! Vamos muy bien”, expresó López Obrador.

El mandatario federal anunció que a mediados del año podría haber un reajuste del Presupuesto de Egresos de la Federación; por ejemplo, dijo, en caso de que hubiera un ahorro en gasto de operación, dichos recursos se transferirían a programas sociales como adultos mayores, sembrando vida o las becas a jóvenes.

“Y además, si hay una modificación tanto a la Ley de Ingresos como al Presupuesto, pues se tiene que solicitar la autorización del Congreso. Que incluso es probable que en el transcurso del año se haga un ajuste al presupuesto, una reasignación de recursos, tiene que haber transferencias en el marco de la ley y se hace poniendo a consideración de la Cámara”, estableció.

[email protected]