Al asegurar que no es idealismo ni ingenuidad, el presidente Andrés Manuel López Obrador defendió su decisión de no permitir el uso de la fuerza para contener manifestaciones como las de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), o grupos violentos que atentan contra los militares.

“Es un procedimiento distinto el atender conflictos mediante el diálogo y escuchando a todos, y no usando la fuerza, la descalificación.

“Creo que eso da mejores resultados, no confrontarnos en ningún caso, que todos asumamos nuestra responsabilidad, que como se decía antes, que la prensa se corrija con la prensa, que los movimientos sociales se corrijan con los movimientos sociales, que el contrapeso sea la misma opinión pública, que se procure no usar la fuerza.

“Parece idealismo, ingenuidad incluso, pero no. Ya en estos tiempos que hay mucha madurez en los ciudadanos, en la gente, cuando se exagera, cuando no hay razón, cuando no se argumenta, cuando no se lucha por una causa justa, la misma gente, el mismo pueblo corrige. Todos tenemos que autolimitarnos, todos, no pasarnos. Entonces, eso da efecto”, comentó.

Durante la conferencia de prensa de este martes en Palacio Nacional, el Presidente dijo que si su gobierno respondiera con el uso de la fuerza, con insultos o con agresiones, “nos empantanamos, nos entrampamos y la autoridad no debe de engancharse, debe de actuar con prudencia. Hay cosas en donde debe prevalecer más el sentido común, el buen juicio”.

Por eso, se pronunció por el respeto, la tolerancia, la libertad de manifestación y llegar a un acuerdo.

En el caso específico de las demandas de la CNTE, López Obrador confió en que se aprobarán las leyes secundarias de la reforma educativa que se aprobó en el Congreso, ya durante su gobierno, y con el apoyo de todas las partes del magisterio.

“Yo estoy seguro de que se va a terminar de aprobar lo de las leyes secundarias, están bien en el proyecto. No es una concesión graciosa. Primero, es una lucha de los maestros de tiempo atrás, el que se respeten las normales, porque había una política de cerrar normales, desaparecerlas, muchas fueron eliminadas con la excusa de que se formaban subversivos, rebeldes, rojillos, todas esas manifestaciones. Y se luchó porque se mantuvieran las escuelas”, comentó.

[email protected]