El presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que existe una campaña negra en el tema de que se están muriendo niños porque no hay suficiente medicamento para combatir el cáncer y que es emprendida por tres empresas que "tenían una mina de oro y ya se les acabó".

En un diálogo con la comunidad del Hospital Rural Plan de Arroyos, dijo que “estamos batallando” en que no falten medicinas porque antes se robaban hasta el dinero para ello, “no había medicamentos y se gastaba mucho”, como el año pasado cuando se compraron 90,000 millones de pesos en medicinas y en materiales de curación.

“Eran tres empresas que son las que tienen ahora las campañas de que se están muriendo los niños porque no hay medicinas para el cáncer, claro que están molestos porque tenían una mina de oro y ya se les acabó”, sostuvo acompañado por el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, autoridades federales y locales del Sector Salud.