El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo este martes 3 de noviembre que la Fiscalía General de la República (FGR) busca detener al excanciller Luis Videgaray por su presunta participación en el caso de sobornos de la brasileña Odebrecht.

El mandatario aseguró que un juez negó una orden de aprehensión en contra de Videgaray, el funcionario de más alto nivel buscado por la justicia mexicana, por no cumplir con los requerimientos básicos. La Fiscalía, sin embargo, no ha comentado sobre el caso.

"Me informaron que se hizo una solicitud (...) al Poder Judicial pero se rechazó porque un juez consideró que no estaba bien integrada la averiguación o la solicitud que se estaba haciendo", dijo López Obrador al ser consultado respecto a una posible imputación contra Videgaray.

"Le tengo confianza al fiscal para que se actúe con rectitud y que también no haya persecución, que no haya venganzas, que (...) se aplique la ley sin consigna", agregó tras mencionar que "uno de los presuntos delitos" del que se acusa al exfuncionario es "traición a la patria".

Videgaray, un economista de 52 años quien se desempeñó como canciller y secretario de Hacienda durante el mandato de Enrique Peña (2012-2018), ha sido señalado por Emilio Lozoya, extitular de Petróleos Mexicanos (Pemex), de haber recibido millones de dólares de Odebrecht para financiar campañas políticas.

Lozoya, quien está siendo procesado en México tras llegar extraditado desde España, también ha acusado a Enrique Peña Nieto, a los expresidentes Felipe Calderón y Carlos Salinas y a una decena de exfuncionarios de aceptar sobornos, recibir pagos ilícitos y otros actos de corrupción durante varios años.