Buen desempeño

El que tuvo un primer semestre más que aceptable fue el Grupo Aeroportuario Centro Norte (OMA), de Porfirio González Álvarez, ya que reportó un aumento de 9.2% en el movimiento de pasajeros, comparado con el mismo periodo del año pasado.

Lo que impulsó el crecimiento fue, sin lugar a dudas, el movimiento de pasajeros domésticos, que fue de 11%, mientras que el externo fue de sólo 0.5 por ciento.

Documentos enviados a la Bolsa Mexicana de Valores indican que dicho incremento se vio impulsado por las operaciones a nivel nacional, en donde el tráfico creció en 12 aeropuertos, entre los que destacan Monterrey, Ciudad Juárez, Culiacán, Mazatlán y Chihuahua.

En lo que va del 2016, OMA tiene alas abiertas y muestra de ello es que el número de operaciones totales (llegadas y salidas) en junio se incrementó en 3.8%, el número de vuelos nacionales aumentó 5.0% y el de vuelos internacionales bajó 3.5 por ciento.

Preconciliación digital

De un año a la fecha, a quienes se les multiplicó la chamba fue a los del Instituto Federal de Telecomunicaciones, de Gabriel Oswaldo Contreras, y a la Procuraduría Federal del Consumidor, de Ernesto Nemer. Y no es para menos.

Gracias a la herramienta #SoyUsuario, puesta en marcha hace 365 días, ambos organismos han resuelto 8,808 inconformidades de los usuarios de los servicios de telecomunicaciones.

En un comunicado, los organismos indican que con la herramienta de preconciliación digital, que operan de manera conjunta, se puede intercambiar información, planear y coordinar acciones en defensa de los derechos de los usuarios de estos servicios.

En el primer año de operación, han recibido 9,469 inconformidades, de las cuales 36% corresponde a servicios de telefonía móvil; 30%, de Internet; 16%, de televisión de paga, y 18%, de telefonía fija.

La Profeco y el Ifetel destacan que del total de inconformidades presentadas este año de operación, 90.8% se encuentra resuelto.

Ni se inmuta

El plena crisis por el desplome del precio del petróleo, hay dos gigantes que dicen esta boca es mía y se animan a invertir en el sector; sorprendentemente, lo harán en lo que alguna vez fue parte de su archienemigo, la Unión Soviética.

Se trata de las estadounidenses Chevron y Exxon, que invertirán 36,800 millones de dólares en el yacimiento petrolífero de Tengiz, en la antigua república soviética de Kazakstán. ¿Quién lo diría?

Con la inversión se incrementará en 50% la producción de hidrocarburos del consorcio TCO, controlado en 50% por Chevron y con 25% de participación de Exxon, y en 20% por la petrolera estatal kazaja KazMunayGas. El restante 5% está en manos del grupo ruso LUKoil.

A casi 24 meses de que inició la fuerte caída del precio del crudo, ambas empresas decidieron meterle, y bien, a estos campos de oro negro. Se espera que el yacimiento comience a dar resultados en el 2022 y a elevar la producción del consorcio en 260,000 barriles de petróleo al día, que se sumarían a los 514,000 barriles, en promedio, producidos durante el 2015.

Lo mejor es que desde hace un año ambas empresas ya tenían planeada la inversión, pero se decidieron, al parecer, en el peor de los momentos.

Se da con todo

Los que se están dando con tubo son la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión (CIRT), de Édgar Pereda Gómez, y el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), de Gabriel Contreras Saldívar, y todo por las contraprestaciones de concesiones de radio en AM y FM.

Mediante un comunicado bastante subido de tono, la CIRT manifestó la inseguridad en la que se encuentran hoy sus agremiados, ya que más de 500 emisoras ignoran el costo real de la contraprestación que deberán pagar por refrendar sus concesiones, así como la precisión de la fórmula que se emplea para calcularla.

Pero el reclamo no quedó ahí. La CIRT agregó que, como nunca antes en la historia de la radiodifusión, el gremio está ante una falta de decisión de la autoridad respecto de temas como la inseguridad que viven día a día emisoras y trabajadores de radio a lo largo del territorio nacional.

El IFT no se quedó callado y, en otro boletín bastante rudo, argumentó que ya había referido que, desde el pasado mes de abril, los industriales de la radio han tenido acceso en línea a la metodología empleada para fijar las contraprestaciones que deben pagar al momento de prorrogar su concesión de radio AM y FM.

Esperemos para ver quién saca la peor parte, mientras tanto... ¡Se vale sobar!

En riesgo

La inversión por 3,000 millones de pesos de una de las mineras más activas en la exploración y producción de plata en México está en riesgo. Se trata de la canadiense Excellon Resources, la cual está a la espera de la sentencia que dicte el Tribunal Unitario Agrario, Distrito Sexto con residencia en Torreón, Coahuila.

Ejidatarios de La Sierrita buscan romper la relación contractual de las 1,100 hectáreas que desde el 2007 la firma que lleva Brendan Cahill les renta en el municipio de Bermejillo, argumentando que la minera realizó obras de exploración fuera del terreno en cuestión, a pesar de que existe un convenio donde el ejido permitió la exploración en toda la superficie de uso común, incluso fuera de las 1,100 hectáreas.