La producción agropecuaria está fuertemente condicionada por el hecho de que los insumos se transforman en productos para su venta, con retardos temporales considerables. Los productores primarios deben balancear su presupuesto durante la temporada de altos gastos, es decir, durante la compra de insumos, y la temporada en la cual venden su producto

Para lograr este fin, el acceso a los servicios financieros es fundamental. En esta columna estudiaremos las consecuencias de restricciones crediticias de los productores primarios, debido a un alto costo de transacción del financiamiento.

Si un productor primario no cuenta con acceso al crédito, es posible que su falta de un flujo constante de ingreso durante todo el año se convierta en un obstáculo para maximizar su producción. Las cantidades y combinaciones de los insumos utilizados no serán las óptimas si no cuenta con los recursos financieros suficientes. Los productores primarios con financiamiento son capaces de traer ingresos futuros al presente, lo cual les permite comprar la cantidad y combinación de insumos que maximizan su producción, dado su flujo esperado de ingresos futuros. Además, con los recursos provenientes del financiamiento, son capaces de adquirir nuevas tecnologías, mejorar su distribución y entrar a nuevos mercados.

Las razones por las que un productor pudiera no tener acceso a financiamiento se pueden dividir en dos: el intermediario financiero elige no otorgárselo o el costo de transacción es lo suficientemente alto como para hacer inviable el financiamiento. La primera razón es parte de las facultades del banco, ya que éste debe de evaluar la rentabilidad del proyecto de inversión del productor y decidir, con base en sus propios intereses, si maximiza los beneficios esperados del banco o no otorgar el crédito. Entonces, es de esperarse que productores con proyectos riesgosos o ingresos muy volátiles vean rechazadas sus postulaciones por un crédito. El segundo punto es la razón de este análisis, es probable que los agricultores decidan no solicitar un préstamo formal debido a los altos costos de transacción asociados con la solicitud de préstamo. Un alto costo de transacción se puede derivar de los mecanismos que los prestamistas utilizan para protegerse de la selección adversa y problemas de riesgo moral o de, simplemente, la falta de instituciones financieras cercanas.

Si no existen instituciones financieras cercanas, los pequeños productores serán los más afectados. Esto debido a que el porcentaje del costo de transacción del crédito respecto del monto total requerido es mayor para este tipo de productores. Si bien, los bancos no son las únicas instituciones que ofrecen financiamiento, la banca comercial es el mayor oferente de créditos. Sin embargo, la presencia de sucursales bancarias en algunos municipios con alta producción hortofrutícola es insuficiente para aumentar la productividad y producción existente. En la siguiente columna, caracterizaremos la disponibilidad de sucursales bancarias en los principales municipios hortofrutícolas de México.

* Jorge Lara Álvarez es subdirector de Evaluación de Programas en FIRA. La opinión es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]