El SAT va con todo para cerrar el paso a toda clase de defraudadores, evasores o planeadores fiscales.

Un paso, que no es menor, y que ya está considerado en la Ley de Ingresos para el 2022, es que todos los jóvenes mayores de 18 años estarán obligados a registrarse ante el SAT.

De aprobarse tendrán que tramitar su Registro Federal de Contribuyentes (RFC), trabajen o no trabajen.

Las preguntas inmediatas son ¿por qué dar de alta ante el SAT a quienes no tienen ingresos laborales?; ¿por qué complicar la existencia a millones de jóvenes? ¿De qué le sirve al SAT registrar a quienes no trabajan?

La respuesta del SAT es que se busca “cerrar la llave” al robo de identidad con el que basan su operación empresas factureras.

Resulta que las tramposas “compañías” que venden facturas utilizan identificaciones de jóvenes para dar de alta o “constituir” negocios y para utilizarlos en las empresas fantasma.

El SAT ha llegado a detectar que algunos de tales jóvenes, sin saberlo siquiera, representan legalmente a empresas que llegan a facturar hasta 1,000 millones de pesos.

En otros casos, el mismo joven está registrado hasta en 300 empresas o aparece como empleado en dos estados de la República. Con el RFC obligatorio para todos los jóvenes, se evitarán tales prácticas. Buenrostro rechaza que esto represente terrorismo fiscal.

Lo que se busca, explica, es cambiar la cultura fiscal.

La realidad es que cada vez resulta más necesaria la inscripción al RFC y con la iniciativa que busca hacerlo obligatorio, simplemente se está avanzando hacia la satisfacción de una necesidad creciente.

La Fiscal de Hierro subraya que los jóvenes al obtener su RFC no tendrán ninguna obligación.

Mientras sean estudiantes y no trabajen son, sujetos no obligados. ¿Qué quiere decir? que no tienen que presentar declaración, no dan avisos de nada, no tramitan nada con el SAT.

No tienen ninguna obligación más allá de presentarse en el SAT sacar su firma electrónica y registrar su RFC.

Pero al SAT le permitirá mejorar su vigilancia y evitar las trampas de los factureros.

Lo que no dice la autoridad, aunque resulta obvio es que al exigir el RFC a ese importante y cuantioso segmento poblacional se está dando un paso importante para enfrentar la informalidad que en México según diversos cálculos alcanza al 50% de la fuerza de trabajo.

El SAT va con todo y por todo para minimizar el tremendo hoyo fiscal que causaron aquellos que convirtieron en un deporte nacional la evasión al fisco, como lo dijo en su momento el Procurador Fiscal de la Federación, Carlos Romero.

El SAT, que encabeza Raquel Buenrostro, como nunca antes en la historia, no sólo tiene la voluntad, sino el marco legal necesario para prevenir, evitar y en su caso sancionar a quienes buscan no pagar o reducir al mínimo, el pago de sus contribuciones.

Durante el gobierno lopezobradorista se han realizado las modificaciones legales necesarias para considerar como grave el delito fiscal y equiparar con actividades de delincuencia organizada a quienes de manera declarada y en conjunto se confabulan para engañar a la autoridad fiscal.

Luego vinieron las campañas de fiscalización. Hizo pagar completos sus impuestos a grandes contribuyentes.

Luego aplicó mayor fiscalización a las grandes empresas. El apretón a los grandes despachos: Deloitte, PwC, Ernst & Young y KPMG.

También se registraron algunos casos “ejemplares” a personas famosas y deportistas.

Viene el Régimen de Confianza que ampliará la base gravable y avanzará en la formalización de una parte de los informales.

Con tal “armamento” el SAT ha logrado recaudar montos que no se habían logrado con reformas fiscales del pasado reciente.

Y espera para el próximo año recaudar 2 billones de pesos.

El SAT ¡va con todo!

Atisbos

La secretaria de Energía, Rocío Nahle, rechaza que, de aprobarse la Reforma Eléctrica, CFE producirá energía sucia y cara.

Es falso, asegura la funcionaria. Somos de los países que menos contaminantes emite al generar electricidad. Contra lo que advierten la mayoría de los analistas, Nahle dice que es insostenible económicamente el modelo que derivó de la Reforma Energética del 2013.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.

Lee más de este autor