Todas las noticias que circulan alrededor de la toma de posesión de Donald Trump forman parte de un guion su equipo que no genera sorpresa alguna.

En un discurso plano, directo, con muy poca poesía y cortesía, el Trump delineó algunas ideas de lo que será su gobierno: proteccionismo, aniquilar al Estado Islámico, seguridad fronteriza, recuperar la economía y empleos, nada nuevo bajo el sol en un discurso que envidiaría Luis Echeverría Álvarez en sus buenos tiempos, nativismo y populismo son lo mismo.

La comunicación del equipo del magnate ha sido muy poderosa, el miedo es su aliado. Si bien los Estados Unidos no son más poderosos en tres días de gestión, sí generan más temor. No es casual que la mitad de Estados Unidos y medio mundo se movilizaron en contra de Trump.

Que el Trump genere incertidumbre no es noticia, tampoco que los americanos sean una potencia económica y quieran recuperar hegemonía en el mundo. Los mexicanos y los empresarios mexicanos estamos acostumbrados.

La postura del magnate y la coyuntura obligan a México tomar partido en la era Trump, por lo pronto millones de mexicanos se preparan para resistir la ofensiva del gobierno americano, paradójicamente el gobierno mexicano no ha tomado partido.

En ambos lados de la decisión hay aliados, costos y oportunidades; un sector de la clase política americana, China y Europa parecen decididos a no dejarse amedrantar por Donald. Por otro lado, Putin se regodea como aliado único, sabemos que caminará con Trump hasta donde sus egos choquen o sus intereses lo permitan.

A la fecha las manifestaciones en política exterior son poco halagüeñas: a) nombrar un canciller inexperto y b) extraditar al Chapo Guzmán, colaborar con quien ha insultado a los mexicanos parece ser el último clavo en el ataúd de la administración de peñista. La tradición azteca de ofrecer tributos a los extranjeros para negociar no ha rendido frutos en nuestra historia.

A estas alturas los mexicanos ya no sabemos qué esperar del presidente Peña, ésa es la verdadera incertidumbre, por lo pronto el señor Donald Trump ha ejecutado sin sorpresas y algunas torpezas su guion. Lo cierto es que la nueva era trumpiana abre un abanico de posibilidades.

Congreso Independiente

El viernes 27 de enero en el Hotel Diplomático de la Ciudad de México ex candidatos independientes llevarán a cabo una reunión para determinar la participación del movimiento independiente en el proceso electoral del 2018.

Twitter: @ErosalesA