Si en México no se toman medidas y políticas acertadas para avanzar realmente en que sea efectivo el derecho a la salud de todos los mexicanos, el riesgo es que nos dirijamos a ser una sociedad cada vez más enferma.

Si el país no hace algo por invertir más en salud y detener el deterioro en la atención médica, así como en el abasto de insumos básicos para el sector, se seguirá mermando la situación epidemiológica de los mexicanos y ello será mucho más costoso para el país en el futuro.

Así lo hace ver el abogado Juan Carlos Castillo, socio fundador y presidente de la recién conformada Asociación de Profesionales Expertos en el Derecho a la Salud (ProdeSalud) al mencionar que con la pandemia quedó al descubierto la necesidad de invertir más en los sistemas sanitarios de las naciones, pues coincidentemente, en los países donde más decesos se han presentado son justamente aquellos cuya inversión está por debajo de los estándares; y México no es la excepción.

En entrevista previa al lanzamiento del nuevo grupo de ProdeSalud, el especialista en materia de derecho sanitario detalló que si bien la actual administración ha hecho expresa su intención de mejorar las condiciones de salud de la población, e inclusive ofreció medicamentos y servicio gratuitos para todos, lo que más bien ha pasado es que se han acumulado una serie de situaciones que han generado resultados negativos en la atención, y ello ha obedecido a varios factores, entre ellos el cuestionable manejo de la pandemia, los cambios desfavorables en las compras de insumos para la salud y la falta de claridad en las reglas de las nuevas instituciones para que los usuarios sepan cómo actuar o solicitar atención médica o sus medicamentos en el sistema público de salud.

“Es urgente que el rubro de salud en México tome un lugar importante en las agendas políticas, sociales, económicas e internacionales y que nos demos cuenta sobre la necesidad de sumar esfuerzos con todos los gobiernos porque no se trata sólo de decir dónde están los errores sino ser propositivos para colaborar con los actores clave que se encargan de la prestación de servicios de salud en los distintos niveles de gobierno”, expresó.

En este sentido apuntó que el próximo martes un grupo multidisciplinario de profesionales con amplia trayectoria en el ámbito de la salud, anunciarán la iniciativa ProdeSalud, que sin fines de lucro busca jugar un rol como aliado y órgano de consulta de las instituciones del sector salud aspirando a convertirse en think-tank de la sociedad, de los gobiernos y del sector privado.

El Comité Directivo de ProdeSalud está conformado, aparte de Castillo como presidente, por Oscar F. Martínez como secretario, Juan Luis Serrano como tesorero, Gonzalo Olivares (vocal) Gustavo Santillana (vocal), María Luisa Manzo Ponce (vocal), Alejandro Luna (vocal), y como asociados honorarios: el Dr Germán Fajardo, Patrick Devlyn, Margarita Rodríguez y Rafael Gual.

Esta iniciativa, que conforme nos indica su presidente será sustentada con donaciones y patrocinios de organismos que comparten el objetivo de hacer efectivo el derecho a la salud en México, tendrá como objetivo básico brindar asesoría y orientación sobre cómo ejecutar efectivamente la mejora en las condiciones del acceso a la salud.

Los asociados fundadores son abogados, politólogos, químicos, comunicadores, médicos y representantes del sector privado, todos con amplia experiencia en el tema de prestación y asesoría en servicios de salud, y en conjunto coinciden en la necesaria priorización de la agenda política en este ámbito. Porque el país lleva varios sexenios aspirando a una cobertura universal de salud sin conseguirlo.

Al conformar esa organización, su presidente detalló que buscan ser un grupo formal, apartidista y sin ningún fin político, que dé consulta y apoyo al gobierno federal, estatales y locales, así como a la iniciativa privada para, bajo una base de responsabilidad social, establecer mecanismos, diseñar dinámicas y proponer nuevas soluciones para, por ejemplo, elevar la inversión en salud y robustecer la infraestructura médica del país, a través incluso del intercambio de buenas prácticas internacionales.

De igual manera, dijo, incluirán dentro de sus labores el apoyo sin fines de lucro a usuarios y derechohabientes de los servicios de salud para que sepan exigir el cumplimiento de sus derechos siempre con el objetivo de mejorar el sistema de salud, dijo Juan Carlos Castillo.

maribel.coronel@eleconomista.mx

Maribel Ramírez Coronel

Periodista en temas de economía y salud

Salud y Negocios

Comunicadora especializada en salud pública y en industria de la salud. Cursando la maestria en Administración en Sistemas de Salud en FCA de la UNAM.

Fundadora en 2004 de www.Plenilunia.com, concepto sobre salud femenina. Me apasiona investigar y reportar sobre salud, innovación, la industria relacionada a la ciencia, y encontrarle el enfoque de negocios con objetividad a cada tema.

Lee más de este autor