La palabra Kodak fue inventada por George Eastman en 1888. La letra ‘k’ siempre había sido mi favorita; me parece una letra fuerte, incisiva.

Fue cuestión de probar un gran número de combinaciones de letras que generaran palabras cuya primera y última letra fuera la ‘k’ . Si la reinvención de Kodak no prospera, su última imagen podría quedar en el International Museum of Photography and Film (Rochester).

Los directivos formulan estrategias y diseñan las organizaciones, como puede comprobarse en la historia de Eastman Kodak Company, cuyas oficinas principales están en Rochester, New York, desde 1880. En los 30 años más recientes, Kodak ha cambiado en varias ocasiones a su principal directivo (CEO): Colby H. Chandler (1983), Kay Whitmore, George M. C. Fisher, Daniel A. Carp y Antonio M. Pérez (2005).

Según un informe ante la Securities and Exchange Commission (SEC), en el 2010 esta compañía tenía aproximadamente 18,800 empleados (tiempos completos equivalentes), alrededor de 9,600, en Estados Unidos. En 1988, su empleo global fue de 145,300.

El 3 de noviembre pasado, al hablar de los resultados de Kodak correspondientes al tercer trimestre del 2011, Pérez mencionó en varias ocasiones a la nueva Kodak . A principios de enero del 2012 se anunció que la nueva estructura (dos segmentos: comercial y consumidor) simplificaría la organización para aumentar la productividad, reducir los costos y acelerar su transformación en una compañía digital que genera rentabilidad sostenible y crea valor . Ojalá.

En el informe a la SEC se describen 20 factores de riesgo. Cuatro son casi un autodiagnóstico: a) Las presiones competitivas que enfrentamos podrían dañar nuestro ingreso, márgenes brutos y participación de mercado ; b) Si no podemos efectivamente prever las tendencias tecnológicas y desarrollar y comercializar nuevos productos para responder a las cambiantes preferencias de los consumidores, nuestro ingreso, utilidades y flujo de efectivo podrían ser afectados severamente ; c) Nuestro apalancamiento sustancial podría afectar adversamente nuestra capacidad para cumplir nuestras obligaciones de deuda y colocarnos en una desventaja competitiva en nuestra industria , y d) La inversión continua, las necesidades de capital, la reestructuración de pagos y el servicio de nuestra deuda requieren una cantidad significativa de efectivo y nuestra capacidad para generar efectivo puede ser afectada por factores fuera de nuestro control .

Los pasivos de Kodak son mayores que los activos (6.8 y 5.1 miles de millones de dólares). El 19 de enero, Kodak y sus subsidiarias en Estados Unidos solicitaron, en la US Bankruptcy Court de un distrito de New York, una protección legal para poder completar su reestructuración durante el 2013. En http://www.kodaktransforms.com/ los lectores podrán encontrar información amplia acerca de la reorganización que está comenzando.

En el 2010, Kodak tuvo ingresos por 7.2 millones de dólares y una pérdida de 687 millones; el ingreso estimado para el 2011 es de 6.3-6.4 miles de millones de dólares y la pérdida, de 400-600 millones. En 1996, sus ingresos llegaron a 15,968 millones y la máxima utilidad de operación se obtuvo en 1999.

Entre los trabajadores de la planta de Kodak en Zapopan se vive un ambiente de incertidumbre ante el futuro de la compañía . Lo anterior lo informó un diario de Guadalajara en su primera plana el viernes pasado. Esa planta ha estado activa desde 1969. Actualmente tiene más de 3,000 empleados.

[email protected]