La cuarta transformación tiene como objeto volvernos un país de cuarta. A tres años de haber iniciado como gobierno ha imperado el caos en el sistema de salud, la destrucción de empleos, así como el incremento de la pobreza. Yo me pregunto ¿tan poca esperanza nos merecemos los mexicanos? Aquí las mentiras y realidades de lo que pasa en México.

Economía

Mentira: La economía va creciendo, ya se recuperaron los empleos perdidos por la pandemia del Covid-19.

Realidad: El Inegi confirmó que llevamos dos años consecutivos de decrecimiento económico, -0.1% y -8.5% en 2019 y 2020 respectivamente. Si bien se han recuperado casi la mitad de los empleos perdidos durante la pandemia, 83% de éstos se registraron en el sector informal, es decir ha habido una precarización del empleo recuperado y, quienes se reincorporan, no cuentan con seguridad social.

Deuda Pública

Mentira: La deuda se ha mantenido estable.

Realidad: Según datos de Hacienda, la deuda ha llegado a máximos históricos, incrementando en más de 2,000 millones de pesos de 2018 a la fecha; lo que representa un aumento del 42% al 53% como porcentaje del PIB. ¿En qué beneficios para el pueblo han ocupado estos recursos?

El manejo de la pandemia

Mentira: Se atendió oportunamente la pandemia del COVID, lograron incrementar el presupuesto del sector salud en más de 70,000 millones de pesos.

Realidad: Fuimos catalogados como el peor lugar del mundo para vivir en tiempo de pandemia, 1er lugar en tasa de mortalidad en el mundo, 8 de cada 100 pacientes con COVID mueren en México, 1er lugar internacional en muertes de nuestro personal de salud y hoy somos el 4º lugar en muertes acumuladas según la OMS. La razón es el caos en el que se encuentra sumido el sistema de salud, tenemos un nuevo INSABI que sigue sin reglas de operación y de manera contradictora, la secretaría de salud tuvo un subejercicio de más de 12,000 millones de pesos en 2020.

Política energética

Mentira: No ha aumentado el precio de los energéticos en términos reales y se ha asegurado la “soberanía energética”.

Realidad: Según datos de la Profeco entre 2019 y 2021 la gasolina ha aumentado más de 5%, la premium en 7% y el diésel más de 3 por ciento. Según la CRE, de 2018 a la fecha, el precio del gas ha crecido más de 22 por ciento. También ha incrementado el precio de la luz en más de 13%, de acuerdo a cifras de la CFE. Para colmo, la prioridad sigue siendo regresarle el monopolio a Pemex y CFE, así como producir energía cara para los ciudadanos y altamente contaminante. 

Pobreza

Mentira: Por el bien de todos, primero los pobres.

Realidad: Más de 10 millones de personas se han sumado a las filas de la pobreza en los últimos 3 años, el sector más desprotegido es la clase media y hoy más de 5 millones de mexicanos no tienen los ingresos ni para adquirir una canasta básica, según datos del IMSS. Además, el costo de productos básicos también se ha encarecido; el jitomate, el huevo e incluso la tortilla ahora son casi ¡20% más caras! según la Profeco.

México no va bien y cada día es más complejo retomar el rumbo de crecimiento y prosperidad que merecemos. Es tiempo de corregir, pero para corregir primero hay que asumir, y lamentablemente no veo ninguna intención de este gobierno de hacerlo.

Twitter: @PerezSoraya

Soraya Pérez

Economista

Entre Números

Expresidenta de la Federación de Colegios de Economistas de la República Mexicana A.C.

Lee más de este autor