Tras el brote de la influenza A H1N1, en aquella primavera aciaga del 2009, el gobierno federal observaba, entre azorado e impotente, que el entonces gobernador de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán, los había rebasado al atraer la atención nacional y mundial, con la detección del pequeño Édgar Hernández, el paciente cero de esa epidemia, en la comunidad de La Gloria, en Perote.

Ya antes, el político originario de Nopaltepec había mostrado habilidad para conseguir recursos federales a pesar de no estar entre los mandatarios priistas preferidos por la administración calderonista. Tantos años como funcionario en Gobernación —dirigió Fonhapo, luego del temblor de 1985— y en el Congreso federal sirvieron para que ubicara los atajos que lo llevaron a obtener recursos del Fonden desde los primeros meses de su sexenio.

Javier Duarte pronto dejaría la Secretaría de Finanzas estatal para irse a San Lázaro. Pero justo en la gestión de la emergencia por la A H1N1, con los millones de pesos que obtuvo de la bursatilización de las finanzas estatales y las coberturas contratadas con aseguradoras por los desastres naturales y otros imponderables, obtuvo la bendición de su jefe... y recursos que luego gastaría para derrotar al PAN en los comicios presidenciales del 2012.

Así lo permitían las reglas que imperaron en lo que AMLO denomina “el periodo neoliberal”. En la Cuarta Transformación, la nómina de Salud está centralizada y las compras consolidadas dejaron en la Oficialía Mayor de la Secretaría de Hacienda la decisión final sobre la compra de medicamentos y equipos médicos.

Sólo una declaratoria de emergencia nacional por pandemia, en el seno del Consejo de Salubridad General, podría cambiar radicalmente la asignación de las partidas presupuestales. No obstante, la mayoría morenista en la Cámara de Diputados dejó franca una ruta para modificar el PEF 2020 y disminuir el superávit primario, ante la emergencia sanitaria en curso.

Para la primera línea de combate al Covid-19, las directrices de la Federación tienen carácter de recomendaciones y sólo habrá intervención del gobierno central, a menos que las administraciones estatales se vean rebasadas. Así se explica la disonancia de criterios entre el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, la gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich, o la jefa del Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum.

El contraste entre las posturas y —sobre todo— las ordenanzas entre los mandatarios opositores y los oficialistas es alto. Jalisco, desde hace dos semanas, decidió cancelar eventos masivos, cerrar lugares de esparcimiento y consumo, desplegar brigadas sanitarias en las calles, ordenar la desinfección de los edificios públicos... antes del spring break. Puerto Vallarta, este fin de semana, se vio atestado de turistas, no obstante las disposiciones sobre el distanciamiento social.

A nivel federal, empero, las compras consolidadas no han servido para detener a los especuladores. El costo de los ventiladores se ha triplicado y ahora se cotizan hasta en 1 millón de pesos.

A diferencia de otros proyectos prioritarios de este gobierno, la producción y distribución de materiales antisépticos y suministros médicos no podría traspasarse a las fuerzas castrenses. La negociación con la industria farmacéutica es la única vía para surtir máscaras, batas, ventiladores y medicamentos en esta crisis. ¿O será una opción militar?

Los especuladores surgen rapaces. Allí están, por ejemplo, algunos productores avícolas. Desde diciembre del año pasado, justifican los industriales del ramo, el precio ha subido constantemente hasta alcanzar 141 pesos por kilo. Y esto se explica por la combinación de la estacionalidad en la producción y el término del cupo de pollo. Nada que ver con el coronavirus. ¿Será?

Efectos secundarios

¿REPOSICIÓN? El senador mexiquense Juan Zepeda asumió hace cinco días la presidencia de la Comisión Anticorrupción, en sustitución de su compañero emecista Clemente Castañeda. Este enroque coincidió con la publicación de la convocatoria para elegir a los dos nuevos integrantes del pleno del Instituto Nacional de Acceso a la Información. Pero como la etapa de registro coincidió con la jornada nacional de sana distancia, el registro de los interesados será remoto, a través de un micrositio ubicado en la página de Internet. Los primeros dos días, empero, nadie pudo cumplir con el trámite por “problemas técnicos”.

TEXTUAL. Al cierre de este espacio comenzaban a circular mensajes del presidente salvadoreño Nayib Bukele, vía Twitter. “La crisis sanitaria en México y Nicaragua será apocalíptica si no se toman medidas drásticas de distanciamiento social de inmediato”, alertaba. “Si los gobiernos no lo ordenan, la población debe intentar hacerlo por sí misma. Es ahora o nunca, hermanos”.

ASEGURAMIENTOS. Ante la expansión del Covid-19, el sector asegurador entró en una fase de hiperactividad, ante las consultas sobre la cobertura de los seguros de gastos médicos derivados de las enfermedades respiratorias. De acuerdo con la AMIS, 99% de las compañías afiliadas a ese organismo —AXA y Bupa seguros, entre ellas— cubrirán los gastos y ya lo comunicaron a sus clientes.

Alberto Aguirre

Periodista

Signos vitales

Periodista y columnista de El Economista, autor de Doña Perpetua: el poder y la opulencia de Elba Esther Gordillo. Elba Esther Gordillo contra la SEP.