Un tema relevante en el análisis de políticas públicas es la composición socioeconómica de los hogares en México y la distribución del gasto que realizan, ya que, al identificar los principales rubros en los que ejercen su gasto, se puede hacer una mejor planeación en temas como: construcción del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), control de la volatilidad de precios, políticas de transferencias, entre otros.

Por esto, la nota de hoy y mañana presenta cifras recientes sobre la composición socioeconómica de los hogares mexicanos y la distribución del gasto que realizan. La información que se usa es la generada por la Encuesta Nacional de Gastos de los Hogares (ENGASTO) 2012, que es realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La composición de los hogares es diversa a lo largo del país, de ahí que se hablará de todos en general y no de una entidad federativa en específico. En primer término, se advierten los siguientes indicadores a nivel de personas. Así, en salud se reporta que sólo 80.0% de los mexicanos tiene acceso a este servicio; por otro lado, en educación, 53.9% de los jefes de familia reporta tener primaria completa o incompleta, mientras que 24.7 y 21.5% dicen tener secundaria completa o educación media superior y superior, respectivamente; en lo que respecta a disponibilidad de bienes y servicios, la situación es la siguiente: 94.2% de la población reporta tener televisor, 32.5% cuentan con computadora y 28.5% de la población tiene acceso a Internet.

En relación con las características de los hogares y sus viviendas, se tiene la siguiente información. Un hogar mexicano está compuesto por 3.8 personas en promedio; asimismo 89.7% de las viviendas son casas independientes, mientras que 5.3 y 4.4% de las viviendas son departamentos en edificio y vivienda en vecindad, respectivamente; también, se menciona que 98.3% de las viviendas mexicanas están compuestas por materiales resistentes, como tabique; por el contario, el restante 1.7% de las casas están construidas de materiales frágiles, como lámina de cartón y/o asbesto ; también, en lo que respecta a disponibilidad de agua, se tiene que sólo 74.8% de los hogares cuenta con este servicio diariamente, mientras que 14.0%, cada tercer día; 8.4%, de dos a una vez por semana, y el restante 2.8% no especifica; finalmente, en lo que respecta a energía eléctrica, se reporta que 99.1% de los hogares cuenta con este servicio.

De la información previamente comentada, es importante mencionar que existen puntos positivos a destacar, como la cobertura casi total del servicio de energía eléctrica y agua. Aunque se debe tener presente que hay áreas de mejora que aún persisten, tales como: servicios de salud, educación y acceso a Internet. El día de mañana en este mismo espacio, se proporcionarán datos de la distribución del gasto de los hogares mexicanos y cómo éstos pueden ayudar a una mejor planeación de política pública en el tema de estabilidad de precios.

*Fredy Yair Montes Rivera es especialista de la Subdirección de Evaluación de Programas de FIRA. La opinión es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

fmontes@fira.gob.mx