Los meses de la pandemia desaceleraron los planes de la Liga MX Femenil. Recortes salariales, despidos de futbolistas y pausas a proyectos previamente pactados fueron algunas de las consecuencias de la suspensión del torneo Clausura 2020.

Hasta antes de la pandemia se tenía contemplado el inicio del proyecto de fuerzas básicas y un torneo sub-17. Mariana Gutiérrez, directora general de la liga femenil, declaró que será hasta 2021 cuando se pueda retomar esta nueva línea, la cual pretende promover el desarrollo de jugadoras para lograr mayor competencia a nivel de clubes y de selecciones.

Previo al Guardianes 2020, el número total de jugadoras que militaban en el circuito profesional era de 540, sin embargo, tras la emergencia sanitaria, los 18 clubes despidieron a 117. El América fue el conjunto que más bajas registró con 15, seguido del Atlético San Luis con 10, mientras que Rayadas y Tigres prescindieron de 9 futbolistas cada uno. En este torneo, el número total de jugadoras es de 493.

A esta medida se sumó la reducción en un 50% del salario de las jugadoras, aunque hubo excepciones, pues clubes como Pachuca o León mantuvieron el pago íntegro para la plantilla femenil. Y para dimensionar el golpe a los salarios, el pago promedio mensual que ganan las futbolistas profesionales en México es de 3,643 pesos.

El futbol femenil también necesita recuperarse del impacto a sus finanzas. La falta de taquilla es un mal que toca a ambos, pero en el ingreso por las transmisiones es más un respaldo para los clubes varoniles.

“Es cierto que los clubes aún cuentan con una entrada económica asegurada derivada de los contratos televisivos, pero durante un periodo -a mediano y corto plazo- no habrá algún aumento en ganancias, debido a la imposibilidad sanitaria para que el público pueda asistir de manera regular a los estadios”.

Claudia Pedraza, investigadora de la Universidad La Salle y especialista en comunicación con perspectiva de género, observa esta crisis como una situación para probar nuevas oportunidades de crecimiento.

“Lo ideal es que exista una renegociación en los convenios televisivos con los clubes para así poder generar esquemas o paquetes de patrocinios donde se incluyan partidos tanto de la liga varonil como de la femenil”.

Por lo pronto, las televisoras encargadas de transmitir los partidos de la Liga MX Femenil son: Fox Sports, TUDN, TVC Deportes, ESPN y Claro Sports. TUDN es la que transmitirá más (51).

Le siguen Fox Sports (38), TVC Deportes (18), ESPN (9) y Claro Sports (8).

Este 2020, pese a todo, nacieron alianzas. TUDN y Facebook llegaron a un acuerdo para poder transmitir en Facebook Watch 11, desde el 18 de septiembre, partidos de la temporada regular y tres encuentros de liguilla femenil. Este es un paso en la reconfiguración de un nuevo mercado en México para consumir futbol y una ventana más para impulsar el futbol femenil en un aspecto de gran diferencia. Se estima que el valor porcentual de ingresos de un equipo varonil en la Liga MX por concepto de derechos de transmisión va desde el 60% hasta el 80% en casos específicos.

“El objetivo del futbol femenil no es el negocio por el negocio. No es el negocio exorbitante, sino poder conformar estructuras que puedan ser sustentables, y a eso es a lo que hay que apostarle. Así se podrá establecer cualquier plan de negocio, de difusión y, claro, de formación de fuerzas básicas”, analiza Pedraza.

@ApuntesdeRabona

Sitio web: apuntesderabona.com