Proyectamos que los precios de los metales industriales se mantendrán elevados, siempre y cuando las principales economías, especialmente China y EU, continúen implementando medidas para impulsar su recuperación

La variante Delta del Covid-19 ha generado incertidumbre en los mercados financieros en las últimas semanas debido a que el repunte en el número de personas afectadas podría desacelerar el crecimiento económico mundial.

Por esta razón, los mercados de renta variable en todo el mundo presentaron una fuerte caída el pasado lunes, puesto que los incentivos para invertir en activos de bajo riesgo, como la deuda gubernamental de Estados Unidos, fueron superiores.

Lo anterior denota que los inversionistas en el mercado de renta fija están más preocupados por una desaceleración económica, que por un traspaso de la inflación hacia el mediano y largo plazos.

Es necesario señalar que, sin importar la difícil situación actual no esperamos que se vuelvan a producir confinamientos totales, de modo que la economía mundial no sería tan afectada como en 2020.

Además, estimamos que los precios de los metales preciosos se beneficiarían como resultado de una mayor aversión al riesgo.

Por su parte, proyectamos que los precios de los metales industriales (cobre, aluminio, plomo, zinc, entre otros) se mantendrán elevados, siempre y cuando las principales economías, especialmente China y Estados Unidos, continúen implementando medidas para impulsar su recuperación económica y hacer frente a la crisis provocada por la pandemia del Covid-19. De esta manera, las empresas mineras podrían verse beneficiadas en gran medida a lo largo de este año.

En particular, para este trimestre esperamos que Industrias Peñoles presente resultados positivos, incididos por un crecimiento en el precio promedio internacional del oro (6%) y de la plata (61%), así como a niveles de producción superiores a los presentados en 2020-II.

De este modo, estimamos que los ingresos podrían aumentar en 69.5% en comparación con los presentados en el mismo trimestre del año previo.

Cabe destacar que, como consecuencia directa de la pandemia la producción de Peñoles disminuyó en gran medida en el segundo trimestre de 2020 y, durante ese periodo, lograron continuar operando gracias a su inventario. Por consiguiente, esperamos que durante este trimestre la emisora muestre incrementos de más del 10% en la producción del oro, plata, zinc y plomo.

De este modo, el EBITDA podría alcanzar niveles superiores a los presentados en el segundo trimestre del año previo. Según proyectamos el crecimiento será de aproximadamente 95.2% frente al mismo periodo del año pasado. 

Respecto a Grupo México, consideramos que sus ingresos podrían aumentar 43.9% en 2021-II con respecto al mismo periodo del año anterior. Esto como resultado de un alza de más de 50% en el precio promedio del cobre, del molibdeno, de la plata y del zinc, metales que en conjunto representaron cerca del 80% de las ventas totales del primer trimestre de 2021.

No obstante, es importante mencionar que el riesgo político hacia esta industria continúa presente. Por lo que hay que considerar los efectos adversos derivados de un entorno político desfavorable para Grupo México en Perú.

Esto se debe a que el presidente electo ha declarado su intención de incrementar la carga tributaria a las empresas mineras multinacionales para que sea mayor al 70%, lo cual podrá mermar el retorno de inversión de los proyectos que Grupo México se encuentra desarrollando en este país.

Finalmente, el pasado miércoles Compañía Minera Autlán presentó los resultados correspondientes a 2021-II, los cuales mostraron una importante recuperación.

Las ventas netas crecieron 17.2% como consecuencia directa de la reactivación en la demanda por ferroaleaciones de manganeso, lo que les permitió incrementar el volumen vendido en 14 por ciento.

El EBITDA del trimestre mostró una expansión de 9.6% a pesar de que se tuvo un importante aumento tanto en el costo de ventas como en los gastos operativos.

Cabe señalar que, Autlán ha buscado implementar sinergias con el objetivo de reducir su huella ambiental al generar energía limpia. Lo anterior les permite reducir costos de producción, por lo que esperamos que los resultados de la compañía se vean beneficiados en los próximos trimestres. Asimismo, estimamos que para el segundo semestre de 2021 la industria siderúrgica continuará viéndose favorecida y la producción de metales preciosos comenzará a reactivarse.