A medida que la industria del streaming o de los servicios SVOD se sofistica y el número de competidores por las audiencias se incrementa, los roles de los otrora productores de contenido también cambian. El caso de HBO, es un ejemplo perfecto. Inició como productor de contenido a principios de la década de los 70 vendiendo contenido a transmisoras locales en Estados Unidos y ahora intenta adquirir el control total sobre la experiencia de las audiencias.

La decisión anunciada por parte de Warner Media (dueña de HBO) de separar uno de sus mayores activos, HBO, de la oferta de canales de Amazon en noviembre pasado es una apuesta a largo plazo que sacrifica audiencia actual a cambio de una relación más cercana entre HBO y sus espectadores. HBO al igual que muchos de los grandes competidores ha descubierto la importancia de mantener cercana la relación con los espectadores de sus programas. En la era actual, ser el dueño de la información sobre el cliente final tiene un valor enorme, pues es lo que permite diseñar, actualizar y constantemente innovar la experiencia de entretenimiento.

La decisión de retirar HBO de la oferta de canales de Amazon Prime le costará a HBO alrededor de 5 millones de espectadores que se enlazaban a través de esa plataforma, lo cual no es poca cosa si consideramos que HBO tiene alrededor de 67 millones de suscriptores. Sin embargo, la decisión le permitirá lograr su objetivo final de controlar la relación con su audiencia. Este tipo de decisiones son difíciles y dolorosas pero necesarias; de acuerdo a una nota publicada por Bloomberg, Wall Street está dispuesto a aceptar este tipo de tropiezos a cambio de lograr una transición completa de cable a streaming.

Los productores de contenido cada vez se encuentran más forzados a consolidar la mayor parte de la operación de sus negocios, desde la contratación exclusiva de talento hasta la distribución final de su producción. Esta estrategia ha sido la que ha permitido al líder mundial, Netflix, poder continuar su liderazgo en gran parte de los mercados en los que participa.

HBO y Amazon tendrán aún varios temas que discutir y tratar de arreglar mientras esta compleja separación termina de consumarse.

aaja@marielle.com

Antonio Aja

Columnista

Showbiz

Lee más de este autor