Es evidente que los creativos legisladores no quitan el dedo del renglón.

Y en su afán por querer “quedar bien” con el Presidente de México insisten en expropiar el sistema de pensiones.

Seguro que creen que con su “gran idea” el gobierno mexicano podrá superar la creciente escasez de recursos presupuestales.

Es posible que los legisladores petistas tengan claro que este año prácticamente se habrán acabado los recursos de los fondos de contingencia; que lo más seguro es que el dinero de los fideicomisos, continúe “atorado” y no se pueda utilizar y,  que el próximo año —como lo anticipó el secretario de Hacienda, Arturo Herrera— “ya no habrá guardaditos”.

En consecuencia, habrá necesidad de contar con fondos que le den oxígeno a los proyectos de la autodenominada cuarta transformación.

¿Y de dónde sacarlos, si la instrucción presidencial es “cero deuda”?

Hay que destacar que ayer 22 de septiembre, el presidente López Obrador desmintió al subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, quien en la víspera dijo que la contratación de deuda es la segunda línea de defensa ante rebrotes de  Covid-19.

De hecho, el Jefe del Ejecutivo desmintió también al subsecretario Hugo López-Gatell quien el fin de semana dijo que ante la inminente temporada de influenza y la desaceleración en el descenso de contagios por Covid-19, era previsible la exacerbación de ésta última. El presidente dijo: “no se ve y toco madera que vaya a haber un rebrote en la pandemia”.

Pero volviendo al tema, lo obvio es que los legisladores petistas se preguntaron ¿de dónde sacar dinero?

¡Pues de las pensiones de los trabajadores!, que reúnen fondos superiores a los 4 billones de pesos. Una cantidad nada despreciable si se considera que el presupuesto gubernamental ronda los 6 billones de pesos.

A pesar de que el propio Jefe del Ejecutivo anunció en julio pasado una iniciativa de reforma al sistema de pensiones y descartó la estatización de las afores, los diputados del Partido del Trabajo (PT) presentaron hace un par de días, una iniciativa que propone eliminar las afore y que el Estado administre los fondos para el retiro.

Vale la pena recordar que la iniciativa de reforma a la Ley del Sistema de Pensiones, se hizo pública hace exactamente dos meses, pero todavía no es turnada al Congreso de la Unión.

Frente a ese “impasse”, el nerviosismo está aumentando entre los actores involucrados y la “creatividad” de los legisladores parece no tener fin.

Los legisladores petistas, en un segundo intento, piden que desaparezcan las afores, que los recursos los administre el estado y que se sustituya a la Consar por el Instituto Nacional de Pensiones.

El objetivo es acabar con los Sistemas de Ahorro para el Retiro con base en los regímenes de capitalización individual.

Que sean absorbidos y sustituidos a favor del Patrimonio de la Nación, por medio del Instituto Mexicano del Seguro Social e Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores al Servicio del Estado, en el marco de un régimen solidario de reparto.

Y los activos que administran actualmente las afores se integren al  Fondo Solidario de Reparto de cada uno de esos institutos.

Proponen también la transformación de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro en el Instituto Nacional de Pensiones.

Los legisladores señalaron en el proyecto que esta propuesta se presenta a nombre de la Confederación de Jubilados, Pensionados y Adultos Mayores de la República Mexicana.

El año pasado la misma bancada hizo una propuesta similar, misma que fue descartada.

¿Quién sabe?, han de decir los petistas, ¡en una de esas es chicle y pega!

Lo bueno es que el coordinador de la bancada del Partido Morena, Mario Delgado salió al paso y dijo que es inviable la propuesta petista pueas trasladaría el 100% del costo de las pensiones al sector público.

Sea como sea, el fantasma de la estatización sigue vigente, por lo menos en la mente de muchos legisladores.

Al tiempo.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.