Es tiempo de Juegos Olímpicos y también momento de exigir resultados deportivos al gobierno federal. Si bien es cierto que el deporte no atiende a cuestiones de lógica, las autoridades estatales están obligadas a presentar resultados conforme al gasto que han realizado.

De acuerdo con la partida presupuestal destinada al Sistema Mexicano del Deporte de Alto Rendimiento del 2009 al 2012, que atiende las necesidades de la alta competencia en nuestro país y el dinero que se da para el desarrollo de los atletas, entrenadores y programas que ahora tienen su exposición en Londres, se ha otorgado para ser exactos 1,933 millones 724,000 de pesos.

Ésta es la cantidad que el gobierno federal dio para obtener resultados en competencias internacionales del 2009-2012, el ciclo después de Beijing y que tiene su prueba final ahora en la isla británica.

De acuerdo con el Programa Nacional de Cultura Física y Deporte 2008-2012, en su Eje 3, Sistema Mexicano del Deporte de Alto Rendimiento, se lee como objetivo principal:

Mejorar los resultados de nuestros atletas de alto rendimiento en competencias internacionales fundamentales dentro del ciclo olímpico y paralímpico y sentar las bases te?cnico-deportivas para los próximos ciclos olímpicos .

Esto tiene que traer consigo, después de la actuación de Beijing, mejorar las tres preseas que se consiguieron (dos oros y un bronce) por la cantidad invertida, porque es dinero de los mexicanos que debemos exigir un mejor desempeño y porque así se lo ha planteado como meta el programa que delineó la Comisión Nacional de Deporte en el documento anteriormente citado.

Es verdad que las carencias en los directivos mexicanos es un mal de origen en nuestro deporte, pero también es cierto que nunca como ahora se han destinado recursos para el alto rendimiento y lo que está alrededor de ello, como los gastos para los Juegos Panamericanos del 2011 y para lo que serán los Centroamericanos del 2014 en Veracruz.

Estos casi 2,000 millones de pesos se deben mostrar en la evolución de los resultados y con ello mejorar el número de medallas, así como los puestos en el top 10 o top 20 respecto del ciclo anterior.

También es verdad que algunas disciplinas, como gimnasia, donde Daniel Corral logró ser el primer mexicano varón en estar en una final olímpica, así como el sexto puesto en halterofilia de Lino Montes y el cuarto sitio del equipo varonil de tiro con arco, son un punto a considerar positivamente, pero aún estamos en la espera de más resultados que justifiquen esa inversión que ha sido histórica.

Presupuesto destinado a deporte de alta competencia

2009- 190, 548,278 pesos

2010- 548, 389,254 pesos

2011- 587, 912,440 pesos

2012- 606, 873,728 pesos