El garrotazo a Andrés Manuel López Obrador fue prueba por prueba, casilla por casilla. Y por unanimidad, los siete magistrados integrantes de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación determinaron que la impugnación de la elección de Presidente de México, promovida por Andrés Manuel López Obrador, carecía de sustento.

Las causales de nulidad, estipuladas en la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, no fueron acreditadas por los abogados del Movimiento Progresista. Y la invalidez de la elección, exigida por López Obrador, simplemente no ha lugar, determinaron Salvador Olimpo Nava Gomar, Flavio Galván Rivera y Constancio Carrasca Daza, los tres magistrados que formaron parte de la llamada Comisión Calificadora.

Más que demostrar la inoperancia de los agravios -los calificaron como vagos, genéricos e imprecisos - invocados por la coalición izquierdista o lo infundado de la queja, los magistrados ponentes destacaron la exhaustividad y la dedicación de su proyecto de sentencia.

No hay un solo planteamiento que no se haya examinado a fondo. Tomamos con la mayor seriedad nuestra encomienda , argumentó el magistrado Nava Gomar. La justicia reclama la objetividad, pero no hay nada más subjetivo que la política... Nadie puede decir que no estudiamos todos y cada uno de los agravios. Estamos respetando y apegándonos a las reglas , añadió.

Si López Obrador y los abogados de los partidos políticos que respaldaron su candidatura no fueron capaces de recabar pruebas suficientes para acreditar el fraude electoral, ¿por qué los magistrados simplemente desecharon la demanda?

El fallo de la Sala Superior del Tribunal electoral compendia 55 días de trabajos intensivos, en los que los magistrados -apoyados por asesores, abogados y secretarias- debieron analizar 34 cajas del expediente inicial, más otras 56 cajas de pruebas supervenientes ; en suma, más de 10,000 elementos probatorios que simplemente resultaron fútiles.

Pero también, un catálogo de lo imposible. ¿Propaganda encubierta favorable a Enrique Peña Nieto? Acusación infundada, lo mismo que la supuesta cobertura sesgada de las televisoras o la publicidad vertida en medios impresos y electrónicos en favor del exgobernador del Estado de México desde el 2006.

¿Uso indebido de las encuestas? Quien pretenda cuestionar a los sondeos tiene la carga de acreditar actos, hechos o circunstancias que permitan concluir que existió manipulación en su realización o difusión. No basta la mera afirmación de que las encuestas están manipuladas porque no se acercaron a los resultados de la elección , refutaron los magistrados electorales.

En lo referente al llamado Monexgate, los juzgadores no pudieron acreditar la supuesta contratación, por parte del Partido Revolucionario Institucional (PRI), de Frontera Television Network por 56 millones de dólares. Los documentos no convalidan lo reportado por Jesús Ponce Aquino. Y respecto de las tarjetas de prepago de Monex, tampoco creyeron que fueran usadas para la compra del voto.

El Movimiento Progresista presentó 7,856 tarjetas, pero no se observa que la distribución de éstas se haya dado a ciudadanos en general. No se demuestra activismo o movilización política alegada , establece la sentencia.

¿Y los monederos de Soriana? Son reales -no falsificados- pero nunca se pudo acreditar que se hayan entregado para comprar el voto. Tampoco existen pruebas -según los magistrados- de la entrega de despensas ni de desvío de recursos.

¿Y del rebase de topes de gastos de campaña? Por ahora, nada puede valorarse, porque la investigación está inconclusa. ¿Y de los espectaculares y las vallas con las que se saturaron las principales ciudades del país? Continúan las investigaciones para determinar cuánto pudo haberse gastado el PRI, pero la coalición impugnante no aportó pruebas suficientes.

Se considera que el dicho de actora es mera apreciación, porque de la acusación de que hubo entrevistas pactadas no presentaron pruebas.... En el rubro de gastos para financiar actos relacionados con eventos deportivos se considera que no hay elementos suficientes para vincular a los sujetos con presunto rebase. Sobre la intervención de gobiernos locales no se acreditan los dichos .

El magistrado Flavio Galván, por su parte, dedicó más de una hora a desestimar el trabajo de los notarios contratados por el Movimiento Progresista para dar fe de la veracidad de las pruebas, que la fe pública -triste resumen de una jornada ominosa para la democracia mexicana- resultó insuficiente para acreditar las maniobras de compra y coacción del voto.

Que no alcance su pretensión (López Obrador y el Movimiento Progresista) no significa que no se hayan valorado con debida seriedad , resumió el magistrado Nava Gomar. Vaya consuelo...

EFECTOS SECUNDARIOS

CONMOCIÓN. Daniel Chowell, maestro en Psicología y catedrático de la Universidad Iberoamericana, campus León, falleció ayer por la mañana, cuando conducía su automóvil en una de las avenidas más transitadas de la urbe guanajuatense. Al parecer fue víctima de un irascible conductor. Los leoneses han alzado la voz para exigir a sus autoridades frenar el clima de violencia que impera en la entidad.