Aeroméxico e Interjet, dos de las más importantes aerolíneas del país, registran sendas y profundas crisis que, de no resolverse, provocarán un severo golpe a la industria aeronáutica nacional.

Para decirlo en términos sencillos, Aeroméxico e Interjet viven la peor de las pesadillas que pudieron haber tenido.

Son tan graves los problemas que ambas tienen que, de no resolverse, dejará de ser una pesadilla sólo de las administraciones privadas.

Se convertiría en una pesadilla para el gobierno mexicano, para la economía nacional y para los miles de trabajadores que laboran para ellas y millones de pasajeros que cotidianamente las utilizan.

¿Por qué podría ser una pesadilla para México la crisis de Aeroméxico e Interjet? Simplemente por el volumen de pasajeros que transportan, el impacto que podría tener en la conectividad del país y el ingreso de turistas y divisas.Al cierre del 2019, Aeroméxico transportó a poco más de 20.6 millones de pasajeros mientras que Interjet transportó a alrededor de 15 millones de pasajeros.

El 2020 fue atípico y ambas aerolíneas registraron cifras muy inferiores, como la mayoría de las empresas aéreas del país y del mundo.

La crisis sanitaria tocó a ambas compañías, aunque de manera diferente. Para Aeroméxico, la pandemia del Covid-19 fue como un cambio abrupto de “película”. En años previos, la aerolínea que hoy encabeza Andrés Conesa venía preparándose para un país diferente.

Un país que construía un nuevo aeropuerto internacional en Texcoco, que al final se canceló, con una economía que tenía pronósticos de crecimiento superiores a los que se venían registrando. En ese tiempo  la empresa registraba resultados muy positivos.

Con tal escenario decidió en el 2012 apostar a lo grande. Cerró un acuerdo para comprar 100 aviones Boeing por alrededor de 10,000 millones de dólares.

Luego vinieron cambios drásticos y la pandemia del Covid-19 hicieron que Aeroméxico tuviera que cancelar, el año pasado, los contratos de arrendamiento de 23 aeronaves.

En 2020 Aeroméxico registró una caída del 90% en su operación; su deuda alcanzó los 5,000 millones de dólares y tuvo que someterse a severos ajustes que al final lo llevaron a solicitar la reestructura de sus pasivos en el capítulo 11 de la Ley de Quiebras de EU y solicitar un préstamo por 1,000 millones de dólares.

El pasado 11 de enero Aeroméxico solicitó en México la terminación de los contratos colectivos de trabajo con los sindicatos de pilotos y sobrecargos y aunque todavía buscan llegar a un acuerdo, siguen pasando los días y no lo han logrado.

Aeroméxico tiene la cuenta regresiva en su contra con apenas siete días de plazo para lograr un acuerdo con los sindicatos de pilotos y sobrecargos para reducir los costos laborales y poder ser objeto del segundo tramo de financiamiento por 1,000 millones de dólares que de manera condicionada tiene del fondo de inversión Apolo.

Aeroméxico se está jugando su destino. O logra continuar con su programa de reestructura financiera en el contexto del Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos o de plano -ha advertido- tendrá que iniciar el proceso de liquidación de la empresa.

El destino de ambas es incierto y lo peor que podría ocurrirle al país es que las dos registren, al mismo tiempo, un colapso.

El caso de Interjet se lo he contado en este espacio. Tiene un adeudo fiscal extraordinario y su historia reciente es muy extraña y difícil de entender en la que se publicaron promesas de recapitalización y no se han cumplido y se anunciaron cambios en el consejo de administración que no se han formalizado.

Interjet depende de que algún empresario la rescate. El gobierno lopezobradorista ya dijo que no la rescatará y el SAT, no les ha aceptado propuestas que van desde la cancelación de los adeudos fiscales hasta el pago en especie.

Los próximos días serán definitorios para las dos aerolíneas que vuelan en zona de turbulencia.

Atisbos

Bancoppel compró la cartera empresarial del liquidado Banco Famsa. Banco Famsa fue liquidado luego de haber incurrido en irregularidades.

marcomaresg@gmail.com

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.

Lee más de este autor