El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, anunció que un grupo de empresarios aceptó integrarse en un consejo asesor de apoyo a su gobierno.

Hasta ahora son: Ricardo Salinas Pliego, Bernardo Gómez, Olegario Vázquez Aldir, Carlos Hank González, Daniel Chávez, Miguel Rincón, Sergio Gutiérrez y Miguel Alemán hijo. Prevé aumentar la convocatoria.

De entrada es una buena noticia que el próximo presidente de México acepte la asesoría de los empresarios.

Habrá que ver si en los hechos escucha sus puntos de vista y los lleva a la práctica.

La mayoría de los que lo conocen de cerca, dicen que López Obrador no es muy dado a escuchar la opinión de quienes no están a favor de sus ideas.

El viraje

Por otra parte, la creación de este consejo asesor empresarial de apoyo a la Presidencia representa un viraje más respecto de los recientes discursos y palabras del presidente electo.

Hay que recordar que en general ha calificado a la clase empresarial como “traficantes de influencias”.

Su confrontación con los integrantes del Consejo Mexicano de Negocios encabezado por Alejandro Ramírez fue notable, aunque luego limaron asperezas.

La relación con los sectores empresariales ha sido de altibajos.

De aquellos calificativos o descalificativos el presidente electo ha pasado a la conciliación para luego caer nuevamente en la confrontación.

¿Quién manda?

Sonó muy fuerte la pregunta que López Obrador lanzó: ¿quién manda aquí?

Y es que la hizo en el contexto del anuncio de la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México en Texcoco (NAIM).

Y también sonaron fuertes sus palabras cuando dijo que un Estado de Derecho democrático, como el que él encabezará no estará sujeto a los mercados.

Con el tema del NAIM vino la confrontación y luego la reconciliación con los constructores involucrados. Falta ver qué pasará con los tenedores de bonos.

Luego vino la mano suave con los banqueros a quienes sus más cercanos colaboradores, encabezados por el nominado secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, buscaron para llevar adelante el plan de reducir al mínimo el uso de efectivo y aumentar el uso del dinero plástico.

Algunos de los más importantes banqueros lo entendieron muy bien y ofrecieron su apoyo.

Pero en el contexto de la cancelación de la construcción del NAIM, vinieron los crudos y certeros análisis económicos de los bancos sobre el tema, con títulos elocuentes como “El error de Octubre” y “La decisión sobre el aeropuerto: una derrota para el sentido común” de Citibanamex y “Daño innecesario y autoinflingido” y “Abrochen cinturones, viene aterrizaje forzoso” de BBVA Bancomer, entre otros, de distintas firmas financieras.

Casi como reacción inmediata, desde la Cámara de Diputados, el coordinador de la fracción mayoritaria de Morena, su presidente, Ricardo Monreal, lanzó el “dardo envenenado” en contra de los banqueros: la iniciativa de ley para eliminar vía decreto al menos 15 diferentes comisiones que cobran los bancos.

Consecuencias

De la confrontación, el resultado evidente no ha sido más que la incertidumbre y sobre reacción de los mercados.

Caídas estrepitosas de las bolsas, depreciación cambiaria, fuga de capitales y creciente pérdida de confianza por parte de los mercados en el inminente nuevo gobierno.

Por eso es positivo que el presidente electo anuncie la creación de este consejo asesor empresarial. Todos los empresarios son de primer nivel. Ojalá que los atienda y que la asesoría empresarial sirva de apoyo al ala moderada de su equipo, representada por Carlos Urzúa y Alfonso Romo.

Banxico, alerta

La integración del consejo asesor empresarial ocurre en un momento de creciente deterioro de la situación económica, ayer precisamente, la Junta de Gobierno de Banxico, encabezada por Alejandro Díaz de León, decidió elevar la tasa de interés de referencia en 25 puntos base para colocarla en 8%, alertó sobre los riesgos de mediano y largo plazo que pudieran afectar las condiciones macroeconómicas del país, su capacidad de crecimiento y la formación de precios en la economía.

Sin ambages, el autónomo banco central advierte que el peso mexicano registró una depreciación importante.

Y apunta que además de los factores externos, la cotización del peso se vio afectada por el anuncio acerca de la intención de cancelar el Proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México y, en general, por la preocupación de los mercados por las políticas de la nueva administración y algunas iniciativas legislativas.

Todo ello llevó —indicó Banxico— a varias agencias calificadoras a cambiar la perspectiva de la deuda soberana del país de Estable a Negativa.

Destacó la elevación de las primas de riesgo soberano y las tasas de interés en México de mediano y largo plazos, muy por encima de lo observado en otras economías emergentes, y el aumento de premios que demandan los inversionistas por mantener activos nacionales.

Sin duda Banxico es una voz de alerta que debe ser atendida.

ATISBOS

POSICIONAMIENTO. Con cierto retardo en sus reflejos, la Asociación de Bancos de México, que preside Marcos Martínez, fijó su postura frente a la iniciativa Monreal que busca eliminar comisiones bancarias. Rechazó los calificativos de usureros, agiotistas y abusivos. Advierte que en el Poder Legislativo y autoridades del sector financiero (no mencionan directamente a Condusef) parten de datos equivocados que sólo confunden a la opinión pública.

Marco A.Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.