Los principales índices del mercado burátil estadounidense operan con fuertes alzas en sus primeras negociaciones de diciembre. Wall Street gana impulsado por un mayor apetito por los activos de riesgo, después de los retrocesos provocados ayer por comentarios desde la Reserva Federal sobre la inflación.

La referencia del mercado, el S&P 500 de las 500 compañías más sólidas, avanza 1.48% a 4,634.59 puntos, mientras que el Dow Jones, de 30 gigantes industriales, sube 1.09% hasta 34,859.05 unidades. El índice Nasdaq, de un alto componente tecnológico, se mueve 1.31% hasta un nivel de 15,740.77 unidades.

"El mercado en Estados Unidos abrió con ganancias, así como las bolsa de Europa, que quieren olvidar las pérdidas de noviembre. En ambos lados del Atlántico los inversionistas están encontrando que la baja marcó un momento para volver a comprar en el mercado accionario", explicó la firma eToro.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo ayer que es posible que la inflación actual no sea transitoria y que quizá sea necesario acelerar la reducción de sus compras de activos. Esto respaldó las apuestas sobre alzas a las tasas de interés del banco central de Estados Unidos antes de lo esperado.

Pasado el impacto de sus comentarios, el mercado también se ve favorecido por noticias sobre la nueva variante Ómicron de la Covid-19. Las autoridades de Israel afirmaron que el esquema de vacunas ha dado una respuesta eficiente para resistir a la nueva mutación del virus que ha golpeado a la economía.

En las cifras económicas, la iniciativa privada en Estados Unidos creo 534,000 empleos en noviembre, de acuerdo con la procesadora de nóminas ADP. El dato estuvo ligeramente por encima de lo estimado por analistas. El empleo es el segundo indicador principal, sólo por debajo de la inflación, para la Fed.

jose.rivera@eleconomista.mx