Los principales índices de Wall Street abrieron a la baja este viernes, al final de una semana marcada por los escasos avances en las conversaciones de paz para poner fin a la guerra en Ucrania y por la primera alza de las tasas de interés en Estados Unidos desde 2018.

En la apertura, el Promedio Industrial Dow Jones caía 14.04 puntos, o un 0.04%, hasta las 34,466.72 unidades; el S&P 500 bajaba 4.33 puntos, o un 0.10%, a 4,407.34 unidades; y el Nasdaq perdía 50.15 puntos, o un 0.37%, a 13,564.63 unidades.

Poco despues los índices Nasdaq y S&P 500 subían en una jornada volátil, ya que las acciones de megacapitalización ganaban terreno, mientras los inversores evaluaban las conversaciones entre el presidente Joe Biden y su homólogo chino Xi Jinping sobre el conflicto de Ucrania.

A las 15:13 GMT, el Promedio Industrial Dow Jones caía 70.01 puntos, o un 0.19%, a 34,416.35 unidades; el S&P 500 subía 1.08 puntos, o un 0.02%, a 4,412.75 unidades; y el Nasdaq ganaba 80.98 puntos, o un 0.60%, a 13,696.17 unidades.

Siete de los 11 principales sectores del S&P retrocedían, siendo los valores energéticos y los de servicios públicos los que más bajaban.

Nvidia, Tesla, Apple y Microsoft avanzaban entre un 0.7% y un 5.9%, impulsando al Nasdaq, de gran peso tecnológico.

Xi dijo a Biden que los conflictos y enfrentamientos como los que se están produciendo en Ucrania no benefician a nadie, según los medios estatales chinos. Se espera que la Casa Blanca advierta que Pekín pagará un precio si apoya el esfuerzo bélico de Rusia.

"Las preocupaciones geopolíticas son responsables de la mayor parte del movimiento del mercado esta semana, pese a que la Reserva Federal subió las tasas de interés", dijo Randy Frederick, de Charles Schwab en Austin, Texas.

"China está un poco más involucrada hoy de lo normal, y eso es obviamente una preocupación", agregó.

El S&P y el Dow se encaminan a su mejor semana desde noviembre de 2020, gracias a un repunte de tres días alimentado por las esperanzas de avances en las conversaciones de paz entre Rusia y Ucrania y por la subida de tasas de la Reserva Federal.