Las acciones del grupo italiano de medios Mediaset fueron suspendidas brevemente este martes en la bolsa de Milán cuando subían un 30% tras el anuncio de la entrada de Vivendi en el capital.

Finalmente, al cierre de la jornada el título de Mediaset ganó un 31.86% a 3.584 euros la acción.

El grupo francés controlado por Vincent Bolloré anunció poseer el 3.01% de las acciones y su intención de llegar hasta el 20% para convertirse en el segundo accionista, una decisión que no gusta a los actuales propietarios, la familia Berlusconi.

Mediaset denunció en un comunicado que las compras de acciones se hicieron "con el desconocimiento total de la compañía y fuera de ningún acuerdo".

En abril el fracaso de la fusión entre los dos grupos se convirtió en conflicto entre ambos y los observadores consideran la compra de acciones como un intento de Bolloré de forzar una alianza.

"Empieza una nueva partida y será brutal", indicó una fuente conocedora del caso.

Las acciones ya habían sido suspendidas una primera vez durante la jornada del martes y lo fueron de nuevo cuando subían un 32.89%, hasta 3.612 euros por acción, para luego quedar en 31.86 por ciento.

[email protected]