América Móvil (AMX) vivió un 2016 difícil. Los problemas económicos en Brasil y una mayor competencia en México, sus principales mercados, le pasaron factura a la firma de telecomunicaciones que cerró el año pasado con un total de 363 millones de líneas de acceso, 0.8% menos que en el 2015.

La utilidad neta de la parte controladora de AMX, donde la familia Slim es la principal accionista, cayó 75.33%, de 35,055 a 8,649 millones de pesos en el 2016, comparado con el 2015.

En el mismo lapso, su flujo operativo (EBITDA) cedió 4.12%, de 267,128 a 256,122 millones de pesos, de acuerdo con su estado de resultados presentado en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Al menos en el último trimestre del 2016, la disminución del EBITDA se debió a la caída de 17.7% que reportó Telekom Austria Group.

A tipos de cambio constantes el EBITDA bajó 8.1% y el de nuestras operaciones en las Américas disminuyó 6.5%, el menor ritmo de disminución en cinco trimestres , explicó AMX.

Los ingresos fue uno de los pocos rubros en los que avanzó y en donde se acercaron al billón de pesos. Los ingresos aumentaron 9.14%, de 893,738 a 975,412 millones de pesos en el 2016.

Los aumentos relativamente altos de los ingresos en términos de pesos mexicanos son, en gran medida, a consecuencia de la depreciación del peso mexicano frente a las monedas de todas las otras operaciones , dio a conocer AMX en su reporte financiero del cuarto trimestre.

Además de la depreciación del peso, el crecimiento de los ingresos fue apoyado por el desempeño en el segmento de pospago y con nuestros clientes de banda ancha y televisión de paga.

Otro apartado en el que avanzó AMX fue en la deuda neta. Cerró el 2016 en 630,000 millones de pesos de deuda neta, 8.25% más que en el 2015, cuando era de 582,000 millones.

El aumento de nuestra deuda neta en términos de pesos se debe a los efectos de valuación, ya que el peso se depreció frente al dólar 17.0% y 14.3% frente al euro , detalló AMX.

La emisora está esperando un impacto en el peso, tras las elecciones estadounidenses, aunque ve un efecto más limitado en las otras monedas.

En el trimestre

En el último trimestre del 2016, la utilidad neta de la parte controladora de AMX cayó a terreno negativo, comparado con el mismo lapso del 2015.

De acuerdo con su estado de resultados, la utilidad neta pasó de 15,663 millones de pesos, reportados en el tercer trimestre del 2015, a una contracción de 5,972 millones de pesos.

Su EBITDA se incrementó 2.92%, a 65,676 millones y los ingresos avanzaron a doble dígito: pasaron de 230,432 a 269,335 millones de pesos, lo que se traducen en alza de 16.88 por ciento.

Un punto que destacó AMX fueron las adiciones netas de 1.3 millones de clientes en el trimestre. Brasil fue el líder, agregando 1 millón, seguido por México con 229,000 y Colombia con 148,000. Durante el 2016, la base de suscriptores de pospago aumentó 10% año contra año en Brasil, 8.6% en Colombia y 7% en México.

Sobre las unidades generadoras de ingresos (UGI), AMX detalló que después de agregar 608,000 unidades fijas en el cuarto trimestre, cerró el año con un total de 82.9 millones de UGI fijas. La banda ancha fue el principal motor del crecimiento, con 504,000 accesos nuevos. Brasil representó 44% de las UGI fijas y México 27 por ciento.

Sobre los ingresos por servicios, México aportó 24.1%, seguido por Brasil con 21.6%, Estados Unidos con 15.8% y Telekom Austria Group con 9.4 por ciento.

valores@eleconomista.mx