La emisión de bonos por 400 millones de dólares que Unifin colocó exitosamente, en medio de la volatilidad financiera, en mercados internacionales se traduciría en ahorros anuales de por lo menos 50 millones de pesos en sus costos financieros.

El beneficio de haber logrado una tasa fija se traduce en un beneficio en costo financiero anual de 50 millones de pesos , explicó Luis Barroso, director general de la emisora.

A dicho beneficio se sumaría un ahorro adicional estimado en otros 50 millones de pesos, ante una probable alza en 50 puntos base en la Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio (TIIE), agregó el directivo.

El pasado 22 de septiembre, la empresa de servicios financieros captó 400 millones de dólares con la venta de bonos a un plazo de siete años y con una tasa fija en dólares de 7.25 por ciento.

Del total de los recursos, 311.9 millones de dólares se destinaron para recomprar un bono emitido en el 2014 por 400 millones de dólares . El remanente se utilizará para el prepago de líneas de crédito bancario de corto plazo.

Los recursos se destinaron totalmente a refinanciar parte del bono emitido en el 2014, con vencimiento en el 2019, por 366 millones de dólares, porque ya habíamos recomprado el año pasado 34 millones , puntualizó el directivo de la sociedad financiera de objeto múltiple (sofom).

Mejora perfil

También logró mejorar el perfil de vencimiento de sus pasivos, al extenderlo hasta 55 meses desde 41 previos a esta operación.

La deuda total de Unifin asciende a 24,000 millones de pesos. De este monto, 10,000 millones está en estructuras bursátiles, mientras que su capital es de casi 5,000 millones de pesos.

Dada la debilidad del tipo de cambio peso-dólar y la expectativa por las alzas en las tasas de interés por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos y del Banco de México, la emisora contrató coberturas para protegerse contra las potenciales fluctuaciones cambiarias y movimientos en las tasas de interés.

De esta manera cubrió a 100% el capital y los intereses pues sólo genera ingresos en pesos durante la vigencia del programa, a una nueva tasa fija de 8.30% y un tipo de cambio de 18.50 pesos por dólar estadounidense.

Estamos vacunados contra cualquier movimiento de tipo de cambio (...) Esta cobertura nos lleva a que para Unifin la tasa en dólares, que quedó en 7.25%, no tiene ninguna relevancia; me lleva una tasa de pesos, pero lo importante de la tasa en pesos es que salimos a una tasa fija a siete años , detalló Luis Barroso.

La emisión fue buena, continúo, por haber podido salir en plena turbulencia, por haber fijado un plazo de siete años, cubierto el tipo de cambio y que la tasa de interés sea fija, lo cual les inyectó mayor fortaleza financiera.

Hay mucho por hacer

Los planes de Unifin son seguir creciendo dentro del mercado crediticio y de arrendamiento enfocado a las pequeñas y medianas empresas (pymes) del país.

Con base en cifras conservadoras, la empresa prevé que en los próximos años sostendrá un crecimiento de entre 35 a 40 por ciento. En la reciente década, ha logrado crecer poco más de 50% en términos anuales.

Hay mucho por hacer, nos quedan muchos años para seguir creciendo , aseguró el directivo.

Lo anterior porque datos del Inegi indican que en el país hay registradas cerca de 5 millones de empresas, de éstas 99% son pymes y la industria del arrendamiento sólo atiende a 5 por ciento.

[email protected]