El presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para el 2019 estableció un tipo de cambio de 20 pesos por dólar, cotización considerada como optimista por los analistas del mercado de cambios.

Según los analistas, hay una baja probabilidad de que este nivel sea alcanzado el próximo año, debido a que persistirán algunos eventos que podrían generar presiones alcistas sobre todo en la parte externa.

El analista económico senior de CIBanco, James Salazar, pronosticó que en el 2019 la moneda mexicana seguirá desarrollándose dentro de un ambiente de movimientos volátiles, derivados de factores externos.

Mencionó que dentro de dichos factores se encuentran los relacionados con la política monetaria de la Reserva Federal (Fed), así como la escalada en las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, y la incertidumbre en torno a la resolución del Brexit en Reinno Unido.

Analistas de mercado de cambios de Intercam Casa de Bolsa estiman en promedio un tipo de cambio sobre los niveles de 19.90 pesos por dólar para el cierre del 2019, respaldado por una pausa en la normalización monetaria de la Fed y la aún restrictiva postura monetaria del Banco de México.

Reacción positiva

El peso reaccionó positivamente tras el anunció del PEF para el 2019, luego de lograr una apreciación cercana a 1 por ciento.

Sin embargo, la mayoría de los participantes del mercado prevé que las cotizaciones no bajarían de 20 pesos por dólar el año próximo.

El Paquete Económico, al ser considerado como factible y conservador con una trayectoria que mantiene la consolidación de las finanzas públicas y no pone en riesgo la estabilidad macroeconómica del país, provocó que la divisa mexicana solamente se revaluará 19 centavos.

En el mercado de cambios trascendió que el nivel actual de la paridad cambiaria ya descontó el anuncio del Presupuesto de Egresos, por lo que no verían más bajas en la paridad cambiaria, con el pronóstico de observarse cotizaciones sobre los niveles de 20.10 pesos.

Ayer, el tipo de cambio finalizó operaciones en 20.0990 pesos por dólar, con respecto a las últimas transacciones de la jornada anterior (20.2860 pesos), representó una apreciación de 0.92%, esto significa una ganancia de 18.70 centavos.

La recuperación del peso también se derivó de la debilidad del dólar en el mercado de divisas internacional.

En el mercado electrónico, a las 8 de la noche, la paridad cambiaria cotizó en 20.0701 pesos por dólar, frente a las últimas negociaciones de la sesión previa (20.0990 pesos), representó una ligera ganancia de 0.14 por ciento.

Seguirá la volatilidad

Por su parte, el área de análisis de mercado de cambios de MetAnálisis anticipó que el tipo de cambio mantendrá cotizaciones volátiles en el siguiente año, con el pronóstico de mantener un tipo de cambio por arriba de 20 pesos por billete verde.

Sin embargo, en el corto plazo, la paridad cambiaria podría romper el precio de soporte de 20 pesos y alcanzar el siguiente precio objetivo de 19.90 pesos.

Lo anterior, señalan los analistas, estaría  apoyado en parte por la perspectiva de un mayor endurecimiento de la política monetaria de Banxico, que se espera un aumento en su tasa de interés de 25 puntos para ubicarla en 8.25 por ciento.

Índice dólar se debilita hacia finales del año

Luego de que en las últimas cinco semanas registra un ajuste a la baja de 0.42%, al pasar de 97.542 a 97.136 puntos, el Índice Dólar está perdiendo fuerza hacia el cierre de año.

En las operaciones del lunes, el indicador financiero registró una contracción de 0.32%, equivalente a una disminución de 0.307 puntos porcentuales.

El indicador mide el valor del dólar contra una canasta de divisas, como el euro, que tiene una participación de 57.6%; el yen, 13.6%; la libra esterlina, 11.9%; el dólar canadiense, 9.1%; corona sueca, 4.2%, y el franco suizo, 3.6 por ciento.

En el mercado de cambios, trascendió que la reciente debilidad del dólar estadounidense se explica en parte por la perspectiva de que la Reserva Federal (Fed) podría implementar una política monetaria menos agresiva para el siguiente año.

El subdirector de mercados financieros de Banco Santander, Salvador Orozco, anticipó que la Fed podría cambiar su tono restrictivo en la reunión del 19 de diciembre; sin embargo, existe la expectativa de un incremento de 25 puntos base para ubicarse en 2.25 por ciento.

Adelantó que el mercado comienza a incorporar la expectativa de dos incrementos de 25 puntos en la tasa de referencia de la Fed en lugar de tres aumentos como anteriormente se estimaba, por lo que, hacia finales del 2019, la tasa doméstica llegaría un nivel de 2.75 por ciento.

[email protected]