Este martes, los Certificados de la Tesorería (Cetes) registraron movimientos mixtos en sus rendimientos, en donde la tasa a 28 días descendió 0.08% respecto a la semana pasada, para colocarse en 8.10 por ciento.

El Banco de México (Banxico) informó que en la subasta 27 del año el monto solicitado por los inversionistas para la tasa líder fue de 15,629.8 millones de pesos, y el colocado por la autoridad de 7,000 millones de pesos.

El documento a 91 días retrocedió 0.06 puntos porcentuales, al colocarse en 8.13%, en el que el importe requerido por el público inversionista fue de 31,882.7 millones de pesos y el colocado de 11,000 millones de pesos.

El certificado a 182 días permaneció en 8.15 por ciento. El monto solicitado fue de 29,436.6 millones de pesos y el colocado de 12,500 millones de pesos.

De acuerdo con Bursamétrica, la demanda de los valores a 28 y 91 días bajó, mientras que la de los Cetes a 91 días se elevó en aproximadamente 3,000 millones de pesos, aumentando su sobredemanda en poco menos de tres veces el monto asignado por el Banxico.

La fuerte reducción en las tasas de largo plazo se derivó principalmente por el discurso del Banxico, en el que decidió, por mayoría, mantener el objetivo para la tasa de interés interbancaria a un día en un nivel de 8.25 por ciento.

Lo anterior, a pesar de que un subgobernador votó a favor de disminuirla, pues aunque exista una baja en dicha tasa continuará siendo más atractiva para los inversionistas en comparación con las de EU y la Zona Euro.

Bonos del tesoro suben

Los precios de los bonos del Tesoro estadounidense subieron el martes, lo que llevó a los rendimientos de la deuda a 10 años bajo 2%, por búsquedas de refugio ante la desaceleración del crecimiento económico mundial y un menor optimismo sobre el reinicio del diálogo comercial con China.

Los rendimientos de la deuda estadounidenses fueron presionados por una baja de los retornos de los bonos británicos a mínimos de dos años y medio.