NUEVA YORK.- Los inventarios de crudo en Estados Unidos subieron inesperadamente la semana pasada, pese al declive en las importaciones petroleras, informó el martes el grupo de la industria Instituto Americano de Petróleo (API por su sigla en inglés).

Las existencias de crudo crecieron 579,000 barriles en la semana al 11 de junio, mostró el reporte, contrario al estimado de analistas sondeados por Reuters que esperaban una caída de 1.2 millones de barriles.

Los futuros de crudo se negociaron cerca de 10 centavos por debajo del precio de cierre del martes de 76.94 dólares por barril, un máximo de cinco semanas, tras la divulgación del informe.

Las importaciones de crudo cayeron 722,000 barriles por día, a 8.71 millones de bpd. El procesamiento de crudo también bajó en 180,000 bpd, dijo el API.

Los inventarios de crudo en Cushing, Oklahoma, subieron 107,000 barriles, según datos del API.

En tanto, los inventarios de gasolina aumentaron 1.3 millones de barriles, por encima de la estimación de analistas de un crecimiento de 200,000 barriles.

"El fuerte incremento en las reservas de gasolina indica que la demanda en esta temporada de conducción (de vehículos) veraniega no es tan fuerte como pensamos que sería. Refleja que todavía prevalece la debilidad en la economía en medio de una elevada (tasa) de desempleo y reducidas ventas minoristas", dijo Phyl Flynn, analista de PFGBest Research, en Chicago.

Los inventarios de destilados, que incluyen combustible para calefacción y diésel, treparon 2.1 millones de barriles, duplicando el pronóstico de analistas de un aumento de 1 millón de barriles.

La Administración de Información de Energía (EIA por su sigla en inglés) divulgará su reporte semanal del mercado petrolero el miércoles.