Con votación unánime, el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) de la Fed incrementó el objetivo de la Tasa de Fondos Federales en 25 puntos base.

En vista de las condiciones actuales y esperadas del mercado laboral y la inflación, el Comité decidió elevar el objetivo de la tasa , detallaron en el comunicado.

Con esta decisión, la Tasa de Fondos pasó de 0.25 a 0.50%, donde se mantuvo por un año, a un rango de 0.50 a 0.75 puntos.

Tal como lo anticipó el mercado, en el comunicado detallaron que el comité espera que las condiciones económicas sostendrán solo incrementos graduales de la tasa de fondos federales .

Sin embargo, en los llamados dot plots que acompañan al comunicado de diciembre, los miembros del comité reconocen que podría haber tres incrementos más en el 2017, lo que significa que ven la oportunidad de subir una vez más de lo previsto por ellos mismos en septiembre.

La presidenta de la Fed, Janet Yellen, matizó que no se pueden comprometer con una velocidad en la subida de tasas, pues también depende de la dinámica de la productividad.

Desde septiembre, la presidenta del banco de la Reserva de Kansas, Esther L. George y la gobernadora Loretta Mester han mantenido su posición a favor de una subida de tasas. En septiembre, un miembro más del Comité coincidió con ellas, el presidente de la Fed de Boston, Eric Rosengreen, que sin embargo, para la reunión de noviembre, cambió su posición.

La banquera central corre a partir de febrero su último año al frente de la Fed, ya que el presidente electo de EU, cuando candidato, expresó su desacuerdo con el ritmo que ha llevado Yellen las alzas de tasas. Y uno de sus asesores reconoció que no está entre las intenciones de Donald Trump ratificarla para que repita el cargo.

Condiciones

En la conferencia, Yellen detalló en más de dos ocasiones que la próxima alza de tasas dependerá del comportamiento de los indicadores económicos, siendo la inflación la guía de más peso de las próximas decisiones.

Tal como lo han señalado analistas, como los de CapitalEconomics, el plan fiscal que podría aplicar el presidente entrante de Estados Unidos para estimular a la economía podría generar presiones de tipo inflacionario.

Al respecto, Yellen explicó que es temprano para anticipar la política fiscal que aplicará la nueva administración y su impacto en la economía, pero un par de veces repitió, tendrá que ser validada por el Congreso .

Tal como lo hizo en diciembre pasado, cuando el FOMC realizó el primer movimiento al alza, también de 25 puntos base, enfatizó que ni ella ni el Comité tienen en mente un nivel determinado u objetivo para la tasa de fondos.

Por encima del nivel de la tasa tomaremos en consideración el desempeño de la economía (...) Las decisiones sobre la tasa no tienen que ver con un objetivo en sí del rédito. Más bien se moverán al ritmo que vaya marcando la economía y la inflación , dijo.

El diagnóstico

El comunicado de la segunda alza de tasas de la Fed desde junio del 2006 trae una serie de pronósticos que tienen para la economía de EU.

La mediana de estas previsiones es de una expansión de 2.1% para el año entrante que contrasta con 2% estimado en septiembre.

Acerca del desempleo, estiman que se ubicará en 4.5% el año entrante, lo que muestra una revisión ligera a la baja desde 4.6% estimado en septiembre.

Y sobre la inflación, mantuvieron sin cambio su previsión de que podría cerrar el año próximo en 1.9%, tal como esperaban hace tres meses.

En las previsiones suponen que para este año la economía de EU cerrará con un crecimiento de 1.9%, lo que representa una variación ligera al alza con la previsión de hace tres meses que estaba en 1.8 por ciento.

Con este aumento en la tasa de interés de referencia, continúa el proceso de normalización de la política monetaria de Estados Unidos que arrancó en diciembre pasado, y que fue pausado un año, por los altibajos que arrojó la actividad económica de aquel país, particularmente, siendo la consistencia de la tendencia del mercado laboral lo que limitaba la decisión del comité.

Sucede al periodo extraordinario de expansión de la política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos, con el que encaró la primera crisis financiera mundial de este siglo originada por la primera economía del planeta.

Seguimiento para México

Analistas del Instituto Internacional de Finanzas (IIF) explicaron que la política de Estados Unidos creará vientos en contra de los mercados emergentes que podrían ser exacerbados por las políticas de comercio y antiinmigrantes que aplicará la nueva administración, incluido México.

Gabriel Casillas, director de Análisis Económico y Bursátil de Banorte, explica que el mercado ya descontaba la subida de 25 puntos base de la Fed y que anticipa que Banxico incrementará la tasa, el jueves 15, en la misma proporción.

La decisión de México será para seguir la tendencia de la Fed y responder a la presión cambiaria que ya está sintiéndose en la inflación.

Desde Nueva York, el economista para América Latina de Goldman Sachs, Alberto Ramos, consigna que hay 30% de probabilidad de que la subida de tasas en México sea de 50 puntos base. Su escenario base es el de un aumento en México que lleve a la tasa a cerrar el año en 5.50 puntos, lo que estaría por arriba de una tasa neutra y dejaría la posición en restrictiva.

[email protected]