Durante el primer trimestre del año, la utilidad neta de Teléfonos de México se fijó en 3,758 millones de pesos, cifra equivalente a una disminución de 16.9% con relación al mismo periodo del año anterior.

De acuerdo con información enviada al público inversionista de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), los ingresos de la empresa presentaron una disminución de 3.6% con respecto a los obtenidos en el mismo trimestre de 2010 para totalizar 27,547 millones de pesos.

Los ingresos provenientes de los servicios locales, de larga distancia y de interconexión presentaron disminuciones de 6.7, 2.8 y de 16.8%, respectivamente; mientras que los asociados con los negocios de datos crecieron en 7.0 por ciento.

Los servicios de interconexión otorgaron a la empresa ingresos por 3,124 millones de pesos, 16.8% inferiores en comparación a los obtenidos en 2010 como resultado de las reducciones de 6.4% en el tráfico de los servicios de "El que llama paga" y de 11.5% en el ingreso promedio de estos servicios.

Al 31 de marzo de 2011, la telefónica tenía 15 millones 562,000 líneas lo cual refleja una caía de 1.6% con respecto al número de líneas al final del primer trimestre de 2010.

"Cabe resaltar que, debido al incremento en la penetración de la telefonía celular en el país, los ingresos de telefonía pública se han reducido en más de 75.6% en los últimos cinco años".

En el primer trimestre de 2011, la inversión (Capex) de la telefónica fue por el equivalente de 118 millones de dólares, de los cuales 67.4% se emplearon para proyectos de crecimiento en infraestructura para los negocios de datos, conectividad y redes de transmisión.

APR