El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por su sigla en inglés) de la Reserva Federal (Fed) dejó sin cambios la tasa de referencia de Estados Unidos entre 0.50 y 0.75%, y confirmó que el alza se dará gradualmente, conforme los indicadores de máximo empleo e inflación alcancen sus objetivos.

El Comité espera que con ajustes graduales en el estado de la política monetaria, la actividad económica se expandirá a un ritmo moderado, las condiciones del mercado laboral se fortalecerán y la inflación llegará a su objetivo de 2% en un mediano plazo .

Al término de la primera reunión monetaria que sostuvo en el año el FOMC, y en el contexto del inicio de la era de Donald Trump al frente de EU, enfatizaron que seguirán monitoreando muy de cerca los indicadores de inflación así como el desempeño de la economía y finanzas.

Indicaron que el estado de la política monetaria se mantiene acomodaticio, y de este modo se apoyará el fortalecimiento del mercado laboral y el retorno a una inflación de 2 por ciento .

En esta reunión no se tenía prevista una rueda de prensa de la presidenta de la Fed, Janet Yellen, que en cambio sí aparece ante medios a explicar el anuncio monetario en cuatro ocasiones en el año: marzo, junio, septiembre y diciembre.

Estas apariciones de la banquera central al término de las reuniones monetarias han sido tomadas por el mercado como una alerta de la decisión de subir tasas. De hecho, las dos ocasiones en que el Comité ha subido la tasa, en diciembre del 2015 y el mismo mes del 2016, ha coincidido la decisión con una conferencia agendada previamente en que se abunda en el origen e impacto del anuncio.

El siguiente anuncio monetario está programado para el 15 de marzo y para entonces ya se tendrá más certidumbre acerca de las políticas fiscales que dirigirá el presidente de EU, medidas que desde su campaña fueron vistas como aceleradores del crecimiento económico pero generadoras de presión inflacionaria.

El nuevo mandatario es relevante para la Fed, pues cuando era candidato a la Presidencia advirtió que no estaba cómodo con la dirección del banco central y el lento paso en que lleva la subida de tasas.

En reciente visita a México, Rosario Marin, quien fue secretaria del Tesoro de EU en el periodo 2001 a 2003, afirmó que la Fed ha probado por años que es ajena a la situación política, y explicó que Janet Yellen ha probado su experiencia en el manejo de la economía en momentos críticos.

Alza, quizá en 2o trimestre

De acuerdo con el Instituto Internacional de Finanzas, la decisión del FOMC de la Fed confirma la previsión de que no habrá un incremento de tasas en el primer trimestre.

De hecho, consideran que podría presentarse en algún punto entre abril y junio.

ymorales@eleconomista.mx