2013 fue un año que la Bolsa de México desearía dejar en el olvido, con un rendimiento negativo de 2.24%, en contraste con la ganancia de 17.88% del año anterior.

La desaceleración económica y la expectativa por la puesta en marcha de diversas reformas estructurales fueron algunos de los factores que marcaron el desempeño del mercado de renta variable mexicano en 2013.

En el ámbito internacional, la volatilidad que generó la expectativa del inicio del retiro de estímulos de la Reserva Federal (Fed) afectó su desempeño, junto al de la mayoría de los mercados emergentes.

Las empresas tuvieron que luchar en contra con débil desempeño del mercado interno, seguido por una lenta evolución del sector exportador, producto del bajo dinamismo de la economía estadounidense.

Este año, y con un mercado cayendo en términos generales, llaman la atención los resultados de dos de las empresas a las que se da seguimiento en Sala de Inversión, ambas en el sector de alimentos.

La primera es Gruma (GMK), quien ocupa el primer lugar entre los rendimientos del 2013, con una ganancia en el precio de sus acciones de 150.45%, seguida por Industrias Bachoco (IBA) en el segundo lugar con un avance de 49.87%.

Recientemente la agencia Fitch, al elevar las calificaciones de Gruma, destacó la sólida posición de sus negocios como uno de los mayores productores de harina de maíz y tortillas en el mundo, su fuerte posicionamiento de marcas, y buen desempeño operativo.

Asimismo, resaltó el enfoque de la compañía hacia la reducción de su nivel de deuda y mejora en la rentabilidad, lo cual ha contribuido a disminuir su nivel de apalancamiento.

El desapalancamiento y la mejoría en la rentabilidad son las dos prioridades de Gruma que apoyan nuestra recomendación de compra , señalan los analistas de Actinver.

Por otra parte, Fitch prevé que la mejora en el margen Ebitda de Gruma a niveles de alrededor de 11% - 12% durante el 2013 se mantendrá estable en el mediano plazo, como resultado de la estrategia orientada a impulsar las operaciones rentables, así como a la perspectiva favorable de los precios de las principales materias primas, maíz y trigo. Adicionalmente, la reducción de gastos administrativos y en mercadotecnia continuará contribuyendo a mejorar los niveles de rentabilidad.

2013 también fue un buen año para Industrias Bachoco, pese a que debió enfrentarse a un débil crecimiento del consumo interno y un nuevo brote de influenza aviar. Actualmente las recomendaciones para la acción promedian mantener, aunque habrá que estar pendientes de las previsiones que la empresa pueda brindar para 2014 en su próximo reporte en el mes de febrero.

Aunque también pertenecientes al sector de alimentos y bebidas, los resultados de Fomento Económico Mexicano (FMX: xnys) y Coca-Cola FEMSA (KOF: xnys), no fueron tan positivos, logrando la primera un rendimiento marginal de 0.38% en el precio de su acción, aunque en el caso de la segunda se registró una minusvalía de 16.98%. Ambas se comparan desfavorablemente con las ganancias de 46.81% y 59.54% de un año antes.

Un escenario de mayores tasas impositivas, aunado a otros factores tanto nacionales como internacionales golpearon a las acciones durante el 2013.

Actualmente la recomendación para las acciones de FMX promedia mantener, pues los analistas confían que la compañía podrá sortear las dificultades gracias a estrategias de mercadotecnia en precios y productos para cada una de sus divisiones (bebidas (KOF) y comercial (OXXO)). Asimismo, la empresa continúa participando del escenario de consolidaciones en el sector de bebidas, comercio y alimentos.

Para las acciones de KOF las recomendaciones son de compra, al considerar el potencial rendimiento de la acción en 2014, tras el fuerte castigo de los últimos meses y la expectativa de que podrá trasladar al consumidor el nuevo impuesto dictado a las bebidas azucaradas en México. De igual manera un mayor crecimiento previsto en Sudamérica, principalmente en Brasil, tras las recientes adquisiciones podría apuntalar las acciones de la compañía.

A inicios de 2013 los sectores implicados en posibles reformas estructurales, como son los de infraestructura, aeroportuario y financiero fueron señalados como los más atractivos para invertir; sin embargo, retrasos en el inicio de licitaciones por parte del gobierno federal, entre otros factores, harían que el entusiasmo se apagara.

Es así que Empresas ICA (ICA:xnys) perdió el primer lugar de los rendimientos de las empresas que damos seguimiento en Sala de Inversión pasando al lugar número 10 en el 2013, con una caída de 16%, contra una ganancia el año anterior de 110.46%. Cemex (CX) por su parte cayó un sitio pasando del lugar 3 al 4, con una ganancia 24.66%, alejado del 90.54% que logró en 2012.

Contrariamente al balance del 2013, el presente año resulta más prometedor para el sector constructor con la reactivación en las licitaciones y el avance de la reforma energética en México, de los cuales compañías como Empresas ICA (ICA) y a Cemex (CX) tomaran ventaja. Lo anterior ha llevado a los analistas a recomendar compra para sus acciones.

Los tres grupos aeroportuarios también se encontraban en 2012 entre las mejores opciones de inversión pero salieron del top 5 de los rendimientos. Si bien Grupo Aeroportuario del Centro Norte (OMAB: xnas) y Grupo Aeroportuario del Suereste (ASR) obtuvieron ganancias sobre el precio de sus acciones de 31.20% y 15.32%, ocupando los lugares 3 y 5, las acciones Grupo Aeroportuario del Pacifico (PAC: xnys) registraron una minusvalía de 3.74%, quedando en el lugar 9.

Actualmente las recomendaciones para las acciones de los grupos aeroportuarios se ubican entre mantener y compra, pues a pesar de haber sufrido un fuerte ajuste en los que va del año el sector continúa con una buena perspectiva, tomando en cuenta las acciones de diversas aerolíneas con aperturas de rutas, aumento de frecuencias y expansión de flotas, que favorecerán el tráfico aéreo.

América Móvil (AMX), la acción con mayor peso dentro del Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa de México, logró recuperarse en la última parte del año y cerrar con un avance de 2.64%, esto a pesar de un ambiente regulatorio más adverso y cifras de crecimiento más modestas en los mercados donde opera.

A pesar de una perspectiva a mediano y largo plazo menos brillante, las recomendaciones para la empresa de Carlos Slim son de mantener debido a su posición de líder, la importante generación de flujos de efectivo que son regresados a sus accionistas y el hecho de que participa en un sector transversal de la economía, es decir, sus servicios son demandados por el resto de los sectores económicos, lo que le permite mantener un adecuado nivel de operación aun en épocas de bajo crecimiento económico.

Grupo Televisa (TV), competidor de AMX en varios segmentos de negocio, obtuvo un mejor balance anual, con una ganancia en el precio de sus acciones de 15.01%. Con recomendaciones entre compra y mantener, las acciones de la compañía podrían tener un impulso este año gracias a eventos como el mundial de fútbol, que iría acompañado de un crecimiento en el gasto publicitario, las autorizaciones regulatorias para convertirse en el accionista mayoritario de la compañía Cablecom, con lo que podría generar sinergias y reforzar su participación de mercado de televisión de paga y una mayor participación en la cadena estadounidense Univision.

Para Maxcom, otra empresa más dentro del ramo de las telecomunicaciones, 2013 significó un año de grandes cambios. La firma completó una recapitalización y reestructura con lo que redujo sus pasivos y se posicionó para crecer a través de una contribución de capital de más de 45 millones de dólares realizada por un grupo de inversionistas liderados por la empresa Ventura Capital Privado. A pesar de esta importante reconfiguración, el precio de las acciones de la compañía cayó 20.49% en el recuento anual.

De acuerdo con los especialistas de Ve por Más (Bx+), la acción de MXT ofrecerá un atractivo rendimiento durante 2014, aunque habrá que estar atentos a las noticias que se puedan dar respecto de los proyectos de inversión, los cuales mejorarán su desempeño operativo, así como a la evolución de las leyes secundarias de la reforma del sector de telecomunicaciones en México, que podrían beneficiar a la compañía.

Finalmente, y ocupando el último sitio del conteo se encuentra Homex (HXM), con una caída en el precio de su acción de 90.63% durante 2013.

Homex, junto con otras constructoras de vivienda en México, tuvieron que iniciar hace ya varios meses restructuras su abultada deuda luego de que una caída en la demanda de casas nuevas golpeara sus ingresos y deteriorara su liquidez.

Actualmente las recomendaciones para Homex son de venta, debido a que no se han dado detalles sobre el proceso de reestructura con acreedores y a los fuertes cambios que se anticipan en su operación. Al cierre de septiembre la deuda total de la compañía ascendió a 21,510 millones de pesos, lo que representaba casi 20 veces el valor de mercado de la compañía.

fondos@eleconomista.com.mx