Los precios del petróleo caían ligeramente esta martes tras haberse disparado el lunes como consecuencia del ataque contra instalaciones petroleras en Arabia Saudita que hacen temer una escasez de crudo y una escalada militar con Irán.

A las 06:03 GMT, tras el cierre de la bolsa de Tokio, el precio del barril de Brent del Mar del Norte perdía un 0.38%, hasta 68.76 dólares, mientras que el precio del barril de crudo estadounidense WTI retrocedía un 0.84%, hasta 62.37 dólares.

El lunes el precio del Brent, la referencia en el mercado mundial, se disparó un 14.6%, el aumento más fuerte desde que se creó este tipo de contrato, en 1988. Por su parte el barril de WTI, la referencia del crudo en Nueva York, ganó 14.7%, su mayor aumento desde diciembre de 2008.

El sábado los ataques de drones contra dos plantas petroleras en Arabia Saudita hicieron caer a la mitad la producción de petróleo del país, 5.7 millones de barriles diarios menos que representan aproximadamente 6% del suministro global.

Arabia Saudí es el mayor exportador de petróleo del mundo. Además de disparar los precios, los ataques hacen temer una escalada militar entre Estados Unidos e Irán, acusado por Washington y Arabia Saudita de ser el responsable.

erp