Los precios del petróleo acumulan dos sesiones con fuertes caídas debido a la tensión comercial entre Washington y Pekín, así como otros factores.

El referencial estadounidense West Texas Intermediate (WTI) acumula una pérdida de 8.1% en dos sesiones, mientras que la mezcla mexicana de exportación ha caído 6.7% en igual periodo y el referencial europeo Brent del Mar del Norte ha descendido 6.1 por ciento.

A menos de un mes de alcanzar máximos de seis meses por encima de 75 dólares, la cotización del barril del Brent cayó por debajo de la barrera de 70 dólares.

Al cierre de la sesión de ayer el precio del barril de Brent perdió 4.55%, o 3.23 dólares, hasta 67.66 dólares, su precio más bajo desde marzo. Su depreciación ya supera 7% desde los 73 dólares en los que cotizaba a comienzos de semana.

Por su parte, el West Texas Intermediate (WTI) en Estados Unidos cedió 3.51 dólares, o 5.71%, a 57.91 dólares el barril. Más temprano, el contrato tocó los 57.33 dólares, el menor nivel desde el 13 de marzo.

Fue el segundo declive diario consecutivo de ambos referenciales. El WTI perdió 2.5% el miércoles, después de que los datos del gobierno estadounidense mostraron que los inventarios de crudo aumentaron la semana pasada, tocando su nivel más alto desde julio del 2017.

La mezcla mexicana de exportación cayó el jueves 4.78% a 59.81 dólares el barril. El precio de la gasolina en Estados Unidos retrocedió 3.91% a 1.9133 dólares por galón.

Turbulencias

Las turbulencias que han agitado los mercados financieros en las últimas semanas, debido al resurgimiento de la guerra comercial y a la incertidumbre sobre el Brexit, han acelerado las ventas en un mercado, el de commodities, vinculado especialmente con el ciclo económico.

El recrudecimiento de las disputas comerciales entre EU y China, con Huawei en el foco en las últimas jornadas, agrava el temor a una escalada de la guerra de aranceles, un escenario que dañaría en mayor medida las perspectivas de crecimiento económico y, por extensión, las previsiones de demanda de crudo. Con las estimaciones de demanda en continua revisión, del lado de la oferta destacan las cifras récord de producción que roza EU.

En la última semana bombeó 12.2 millones de barriles diarios, a un paso de su récord histórico de abril, cuando alcanzó 12.3 millones.

Las reticencias, que evidenció el pasado fin de semana la OPEP y otros países productores como Rusia a la hora de suavizar sus recortes de producción, han quedado eclipsadas en la semana por la cifra que más sorpresa ha generado entre los analistas.

Los inventarios semanales de crudo en EU aumentaron hasta alcanzar máximos desde julio del 2017. Esto, en un escenario de máxima incertidumbre sobre la evolución de la economía, han acelerado la recogida de beneficios en una de las inversiones estrella del año, el petróleo. Aun así, el barril de Brent se mantiene con subidas superiores a 30% en el 2019.

Pierden combustible

Las principales firmas petroleras cerraron en terreno negativo en las bolsas de valores en las que cotizan, al verse perjudicadas por la caída en el precio del energético y la mayor aversión al riesgo ante el deterioro en las relaciones comerciales entre Estados Unidos y China.

Los títulos de ConocoPhillips, la tercera mayor petrolera de Estados Unidos, cayeron 5.63%, para cerrar con un valor de capitalización bursátil de 67,245 millones de dólares, equivalente a una pérdida de 4,013 millones de dólares desde los 71,258 millones que valía el miércoles, según datos de Economática. La firma que dirige Ryan M. Lance tiene 10,800 empleados y activos por 70,000 millones de dólares, según su último informe anual.

Las acciones de la petrolera francesa Total, el cuarto grupo y gasista en el mundo, perdieron 3.30 por ciento. Durante el 2018 tuvo un ingreso neto operativo de 15,997 millones de dólares, un alza de 34% respecto al 2017.

La británica BP perdió 2.93% arrastrada ante la caída del precio del oro negro; es la tercera empresa privada más importante, después de ExxonMobil y Shell.

La compañía cuenta con activos por alrededor de 284,300 millones de dólares y más de 80,000 empleados en el mundo.

Finalmente, la compañía anglo-neerlandesa Royal Dutch Shell perdió 2.69 en el mercado bursátil; en el 2018 tuvo ingresos estimados en 388,000 millones de dólares. (Con información de agencias)producción de alimentos. De ahí la importancia de impulsar este tipo de tecnologías que nos ayuden a la conservación del medio ambiente y recuperación de suelos degradados.

Analistas pronostican mala semana para el crudo

Los precios del oro negro se hundieron el jueves, debido a factores como las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, el inesperado incremento en los inventarios de petróleo estadounidense la semana pasada y el nerviosismo sobre una desaceleración económica mundial, según analistas.

Para finales del 2019, el precio del petróleo seguirá presionado y los futuros descuentan que el precio de la gasolina de Estados Unidos comenzará a bajar, lo que ayudaría a reducir las presiones en los precios de algunos productos energéticos, indicó Monex en un comunicado.

Por su parte, Alejandro Saldaña, gerente de Análisis Económico en Ve por Más, explicó que los precios de los hidrocarburos dependerá de la evolución de las conversaciones comerciales entre las dos principales economías del mundo.

Sin embargo, predice que en el corto plazo ambas naciones no llegarán a un buen acuerdo.

“El precio del petróleo seguirá en los niveles a los que ha estado cotizando esta semana, y en la próxima semana no esperamos un repunte en los precios”, expuso en entrevista.

El precio del West Texas Intermediate se encamina a su peor retroceso en seis semanas y actualmente se ubica en alrededor de 60.50 dólares por barril, por un aumento de los inventarios petroleros en Estados Unidos (más altos desde julio del 2017) en medio de una reducción en la actividad de las refinerías y una escalada de las tensiones comerciales, que afectan el panorama de la demanda, indicó CIBanco en un documento. (Cristian Téllez)