La mezcla mexicana de petróleo cerró el viernes en terreno negativo, al concluir en 13.01 dólares por barril, lo que representó una baja de 11.31% respecto a la jornada previa.

De acuerdo con los datos de Petróleos Mexicanos, esto representa un retroceso de 1.66 dólares, en relación con los 14.67 dólares por barril de la sesión del jueves.

En la última semana, la mezcla mexicana de petróleo ha perdido 17.55% de su valor, al bajar 2.77 dólares por barril, respecto a su cierre del viernes pasado.

Banco Base dijo que las principales mezclas de petróleo continuaron su tendencia a la baja, ante la expectativa de que las restricciones de movimiento para contener la propagación del coronavirus destruyeran la demanda por petróleo a nivel global.

Asimismo, explicó que en el mercado prevalece el riesgo de una recesión económica causada por la pandemia y por la guerra de precios entre los principales productores de crudo.

Lo que llevó al precio del WTI a cerrar la semana cotizando en 21.61 dólares por barril, lo que equivale a una contracción en su precio de 3.66%, mientras que el precio del Brent se redujo en 8.12% y cerró cotizando en 24.79 dólares por barril.

La institución financiera detalló que las refinerías están disminuyendo su consumo ya que el uso de gasolinas y combustibles para avión han disminuido ante las medidas de cuarentena.

De hecho, esto ya se ha visto reflejado en el reporte de la Administración de Información Energética (EIA, por sus siglas en inglés), en donde se observó que la producción de dichos energéticos se ha disminuido en 338 y 148,000 barriles diarios, respectivamente.