Los precios del petróleo cayeron más de 1 dólar por barril el jueves, ante las expectativas de que más crudo llegue al mercado después de un compromiso entre los principales productores de la OPEP y una lectura semanal sorprendentemente pobre sobre la demanda de combustible de Estados Unidos.

Los futuros del crudo Brent bajaron 1.29 dólares, o un 1.73%, a 73.47 dólares por barril, mientras que los futuros del petróleo West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos perdieron 1.48 dólares, o un 2.02%, a 71.65 dólares.

Ambos referenciales cayeron más de un 2% el miércoles, después de que Reuters informó que Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos (EAU) alcanzaron un compromiso que debería allanar el camino para un acuerdo para suministrar más crudo a un mercado de petróleo ajustado y con precios al alza.

Aún no se ha consolidado un acuerdo y el Ministerio emiratí de Energía dijo que las deliberaciones continuaban.

Ese sigue siendo el gran tema, teníamos un acuerdo, luego no teníamos uno, y eso genera preocupaciones", dijo Phil Flynn de Price Futures Group.

Las conversaciones entre la Organización de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y aliados como Rusia, un grupo conocido como OPEP+, se suspendieron este mes después de que los Emiratos Árabes Unidos se opuso a una extensión al pacto de suministro del grupo más allá de abril de 2022.

En Estados Unidos, una gran reducción de los inventarios de crudo hizo poco para impulsar los precios, ya que los inversores se centraron en el aumento de las existencias de combustible en una semana que incluía el feriado del 4 de julio, cuando suelen aumentar los viajes en automóviles.

Varios bancos, incluidos Goldman Sachs, Citi y UBS, esperan que los suministros se mantengan ajustados en los próximos meses, incluso si la OPEP+ finaliza un acuerdo para aumentar la producción.

En su informe mensual, la OPEP dijo que aún prevé una fuerte recuperación en la demanda mundial de petróleo para el resto de 2021, y proyectó que el uso de crudo en 2022 alcanzaría niveles similares a los de antes de la pandemia de Covid-19.