El referencial petrolero de Europa, el Brent del mar del Norte, reporta una caída de 7.67% desde su cotización más alta de 70.53 dólares por barril el pasado 24 de enero, actualmente opera en 65.12 dólares por barril.

En los últimos dos meses y medio, el Brent ha caído  2.62%, aunque en las operaciones ganó 0.35 por ciento.

La mezcla mexicana no se ha quedado atrás. Al hacer una comparación entre el actual nivel de 54.65 dólares por barril, contra su mejor precio de este año de 59.75 dólares por barril el 26 de enero, resulta una caída de 8.64 por ciento.

En lo que va del 2018, el crudo  mexicano ha caído 2.8%, aunque avanzó apenas 0.35 por ciento.

El crudo estadounidense, el West Texas Intermediate (WTI), cerró en 61.19 dólares por barril, frente al nivel más alto del año de 66.14 dólares por barril el 26 enero, representa una caída de 7.48 por ciento. En lo que va del 2018, el WTI muestra un avance de 1.27%, y en las negociaciones previas concluyó con un avance de 0.38 por ciento.

excedentes globales

La tendencia a la baja de los precios del petróleo se debió a los excedentes de crudo que hay en el mercado, los cuales se explican por la mayor producción de Estados Unidos, donde los inventarios llegaron a 430.9 millones de barriles, según datos de Administradora de Información Energética de EU.

Otro elemento es el fortalecimiento del dólar, sobre todo en los últimos 30 días, pues en este lapso registra un avance de 0.90% para ubicarse en 90.020 puntos.

En un reporte, la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) destacó que los productores no asociados al cártel elevarían los suministros en 1.66 millones de barriles por día durante este año, situación que podría presionar más a la baja el precio del petróleo en los siguientes meses.

La analista del sector energético de Banco Base, Ana Azuara, anticipó que en el corto plazo, el petróleo cotizará estable, con el pronóstico de que el WTI opere entre 60 y 65 dólares por baril, rango que se considera como justificable por los fundamentales de oferta y demanda.

Dijo que es poco probable que el precio se mueva del rango de equilibrio, pues se espera que la producción de petróleo en EU siga subiendo, limitando el esfuerzo de la OPEP y sus aliados.

La analista del sector energético de Banco BX+, Mariana Ramírez, pronosticó que el segundo semestre de este 2018 el crudo podría registrar un mayor ajuste a la baja.


ricardo.zamudio@eleconomista.mx