El peso se depreciaba la mañana de este viernes ante la fortaleza que mostraba el dólar y luego de conocerse que la inflación en México de la primera mitad de enero se aceleró más de lo que esperaba el mercado.

La moneda azteca, que perfilaba una pérdida acumulada en la semana, cotizaba en 19.9500 unidades por dólar, con una baja del 1.2% frente a los 19.7140 pesos por billete verde del precio de referencia de Reuters del jueves.

Los precios al consumidor de México subieron un 3.33% interanual hasta la primera quincena de enero, superando las expectativas, según datos publicados el viernes por el instituto de nacional de estadística INEGI.

Mientras tanto, después de tres días consecutivos de pérdidas, el dólar se estabilizaba y las monedas más riesgosas se depreciaban ante la pausa en repunte del mercado de acciones.

Analistas también mencionaron como factor de presión para la moneda mexicana, el hecho de que México reportó el jueves en la noche un nuevo récord diario de muertes y contagios por coronavirus.

"La agravante situación sanitaria volvió al centro de atención ayer, cuando fue registrada la cifra diaria de muertes más elevada, de unas 1803 personas. En medio de una lenta campaña de vacunación, los inversores evalúan las perspectivas de recuperación de la economía mexicana", dijo Monex Europe en un reporte.