El peso mexicano cerró con pérdidas contra el dólar la sesión de este jueves. El tipo de cambio terminó las operaciones en 19.1460 unidades, con datos del Banco de México (Banxico). Contra su cierre previo de 19.1220 unidades, la paridad registró un movimiento de 2.40 centavos que equivale a 0.12 por ciento.

Temprano, el peso se apreció debido a un debilitamiento del dólar, por cifras económicas de Estados Unidos. El cruce tocó un sótano de 19.0583 pesos por billete verde, un nuevo mejor registro desde el 31 de julio, cuando terminó las operaciones en 19 unidades, nivel que se mantiene como un fuerte soporte para el par.

 

Sacudida para el Brexit

En las noticias globales destacó a mitad de jornada una sorpresiva solicitud relacionada con el Brexit. El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, convocó a elecciones generales el 12 de diciembre para romper el estancamiento en el que se encuentra el Brexit, una meta que no ha respaldado el Parlamento.

En una carta a el líder de la oposición laborista Jeremy Corbyn, Johnson escribió que le daría al Parlamento más tiempo para aprobar su acuerdo de salida de la Unión Europea. A cambio los legisladores deben apoyar unas elecciones en diciembre. Se trata del tercer intento de Johnson para forzar unos comicios.

Dólar, estable; emergentes caen

El Índice Dólar (DXY), que mide la fortaleza de la divisa más negociada del mundo contra una canasta de seis monedas de referencia, registró un movimiento de 0.16% y se ubicó en 97.65 unidades. El precio del oro al contado se elevó sobre 1,500 dólares por onza troy, mientras el euro y la libra esterlina, de Reino Unido, se debilitan.

Las monedas pertenecientes a mercados emergentes como el peso mexicano, el rublo ruso, el real brasileño y el rand sudafricano cayeron ante un menor apetito por activos de riesgo. El optimismo entre los inversionistas se mantiene en un nivel saludable, luego de comentarios favorables desde la Casa Blanca sobre el acuerdo con China.

jose.rivera@eleconomista.mx